Sevilla, 💜 De Cerca

Juan Carrero: «En Las Penas, no se es Hermano Mayor cuando quiere uno, sino cuando quiere la Hermandad»

Juan Carrero García-Tapial es hermano de una corporación cuyo pasado reciente está íntimamente vinculado con su familia. Desde que tomara las riendas de la hermandad, se ha continuado con una línea donde, a pesar de las modas, se ha seguido siendo fiel a los orígenes, manteniendo un carácter que la configura con una personalidad propia.

«Me hubiese gustado haber disfrutado de estos años de Hermano Mayor de Las Penas en compañía de mi padre»

― ¿Qué ha supuesto para la hermandad la recuperación del archivo de la parroquia?

Todos los Archivos tanto de las Parroquias o las Cofradías deben conservarse y cuidarse, es la Historia viva y fundamental para cualquier duda que pueda surgir.

«Hay una deuda con que el magnífico archivo cofrade, que la Familia donó al Consejo de Cofradías, no tenga aun un sitio destinado para su consulta, después de haberse catalogado, y cuyo coste fue patrocinado por la Real Maestranza de Caballería»

― ¿Está el mundo de las hermandades hispalenses en deuda con su padre, quien realizó investigaciones y estudios de una trascendental importancia?

Creo que la deuda es que su magnífico archivo cofrade, que la Familia donó al Consejo de Cofradías, no tenga aun un sitio destinado para su consulta, después de haberse catalogado, y cuyo coste fue patrocinado por la Real Maestranza de Caballería.

― En la hermandad ha sido prioste, diputado de cultos, diputado de formación, secretario, fiscal, etc. ¿Se imaginaba alguna vez como vestidor de María Santísima de los Dolores?

Bueno, durante muchos años, yo acostumbraba a ver a mi padre cuando la vestía, y había muchos hermanos que me decían que alguna vez lo sería yo, y si, tenía ilusión que en algún momento tendría esa oportunidad, como así la tuve durante 19 años. Si he de decir que, en la actualidad, la viste magníficamente nuestro vestidor, Antonio Bejarano.

«La Hermandad de las Penas significa todo, tanto personalmente, como en mi familia»

― Su nombre estará siempre unido a la hermandad de las Penas. ¿Qué significa ser hermano mayor de una hermandad a la que pertenece prácticamente desde su nacimiento? ¿Un deseo cumplido, por ejemplo?

La Hermandad significa todo, tanto personalmente, como en mi familia. Si bien, nunca pensé que podría serlo, ni tenía intención de ello. En Las Penas, no se es Hermano Mayor cuando quiere uno, sino cuando quiere la Hermandad. Deseo más bien, incumplido. Me hubiese gustado haber disfrutado de estos años de Hermano Mayor de Las Penas en compañía de mi padre.

«Yo personalmente, remataría el paso de palio con un manto completamente bordado»

― Quien contempla por primera vez la estación de penitencia de la cofradía suele afirmar que desprende un clasicismo que recuerda a otras épocas. ¿Cómo se consigue que, a pesar de las modas, permanezca inalterable al paso del tiempo?

Precisamente porque desde su Fundación, sus cofrades han trabajado para conseguir que tenga personalidad propia, huyendo de las modas y haciendo las cosas como siempre se han hecho.

― Uno de los grandes palios es precisamente el de la Virgen de los Dolores. ¿Cambiaría algo del mismo o sería mejor no retocarlo?

Es uno de los grandes palios por lo que hablábamos anteriormente, tiene mucha personalidad y propia. Aun queda por realizar candelería y peana, en plata. Yo personalmente, lo remataría con un manto completamente bordado.

«Los cofrades de Las Penas han trabajado para conseguir que tenga personalidad propia, huyendo de las modas»

― Una de las últimas actuaciones llevadas a cabo es la restauración de la corona de plata, del siglo XVIII, conocida como “de estrellas”, además de la confección de dos ropones de pertiguero. En el aspecto patrimonial, ¿qué medidas se llevarán a cabo próximamente?

En el pasado Quinario, se ha estrenado la restauración del Altar, y próximamente, podremos disfrutar del dorado completo de la personalísima Cruz de Guía, así como el estreno de cuatro incensarios en plata de ley, diseñados por mi padre. Y quien sabe, lo mismo puede haber algo más antes de Semana Santa que ponga el broche a estos seis años como Hermano Mayor y que terminará el próximo mes de Junio.

(estrenos) «Quien sabe, lo mismo puede haber algo más antes de Semana Santa que ponga el broche a estos seis años como Hermano Mayor»

― ¿Cómo le gustaría que fuese el futuro de la hermandad?

Mantener y cuidar el rico Patrimonio que tiene la Cofradía, que lo tenemos gracias al trabajo y cariño de nuestros antecesores, que sigamos huyendo de las modas y haciendo las cosas como siempre se han hecho, sin dejar de tener abiertas las puertas de Las Penas, a todo el que se quiera acercar y formar parte de esta gran familia cofrade.

― ¿Qué le pide a los hermanos que vestirán la túnica el próximo Lunes Santo?

Que aprovechen esta oportunidad única en el año, para que se acerquen más al Señor de las Penas, y a su Bendita Madre, María Santísima de los Dolores, a través del rezo, pidiendo por todos los que estamos en este mundo, y por los Hermanos de las Penas que están en el Cielo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup