Galerias, Sevilla

La Asociación Nicolás Monarde, de médicos, escritores y artistas, celebró su Pregón de Navidad

La Sociedad sevillana de médicos, escritores y artistas, “Nicolás Monardes”, celebró su exaltación de la Navidad, en la Iglesia de San Jorge y Hospital de la Santa Caridad de Sevilla, que es un edificio del Siglo XVII, perteneciente al barroco sevillano, sede de la institución benéfica promovida por el filántropo D. Miguel de Mañara Vicentelo de Leca. Dio la bienvenida el Dr. Carlos Gálvez Martínez y presentó la Exaltación, la presentadora Belén Bellido Delgado (hija del Exaltador de la Navidad), el Dr. Antonio Francisco Bellido Navarro.

Un acto que tuvo lugar en el tiempo de “Adviento”, periodo del año litúrgico Cristiano y que significa la “venida del redentor”, tiempo de preparación espiritual, reflexión y oración, ante la venida siempre inacabada, de un pobre niño judío galileo, que nació en una cuadra, porque no había sitio en este mundo para él, como luego su propia vida demostró y que nos dio una lección de vida tan importante, que dos mil años después, aún estamos intentando seguir, sin llegar a conseguirlo del todo.

En este tiempo, la vida social se llena de colorido como queda patente en las calles y en las plazas de nuestra ciudad hispalense, en a poco que caminemos, iremos encontrarnos luces y luces, miles de pequeñas luces que llenan de luminosidad nuestra vida, a través de ese milagro que ilumina nuestra alma y que ojalá llevemos con nosotros en cada momento de nuestra vida.

Bellido Navarro, dio una exaltación cuyo compromiso cristiano no tiene techo ni medida, fue un pregón original, que nos hizo recordar la niñez de las navidades anteriores con la ilusión del Belén y los Reyes Magos.

Durante su exaltación intervino la parte musical con la Soprano Beatriz Cala Molina, Begoña González Cruz en el órgano entre otros que compusieron, Sarabanda de Haendel (solo órgano)/, Nina nanna a Gesu Bambino (órgano y soprano) / Antes de “La Navidad del Amor” sonó Adeste fideles (órgano, tenor y soprano) / Antes de la” Epifanía” sonó Noche de Dios (órgano, tenor y soprano). A la finalización de la exaltación sonó el Aleluya del Mesías de Haendel (órgano, tenor y soprano).

Al final del acto los protagonistas se fotografiaron ante el altar mayor de la Iglesia, con la composición de la escena del Santo Entierro de Cristo ayudado por José de Arimatea y Nicodemus en la representación, elaborado por el imaginero Pedro Roldán en 1673.