Córdoba, Pentagrama, Portada

La Banda de la Salud firma con las Lágrimas del Figueroa para el próximo Sábado de Pasión

Las distintas formaciones musicales, así como las hermandades, comienzan a preparar del mejor modo posible las salidas procesionales del próximo año, planeando con detalle todos sus pormenores. Uno de esos pormenores es, sin duda, el acompañamiento musical para los pasos, un asunto que depara todo un reguero de noticias especialmente agudo en la época estival. Es el caso de la Hermandad de las Lágrimas del Parque Figueroa que ha apostado por cambiar de acompañamiento musical de cara a la salida procesional del Sábado de Pasión de próximo año. Un cambio que, además, implica un cambio de estilo, ya que durante los últimos años era la Agrupación Musical de El Carpio venía acompañando al crucificado. 

Ahora será la Banda de Cornetas y Tambores de la Salud de la propia Córdoba capital, una de las indiscutibles referencias en su estilo del actual panorama de la música procesional, la encargada de hacer sonar su música junto a la Cofradía de las Lágrimas del Parque Figueroa, en virtud del acuerdo alcanzado entre banda y Cofradía. La Banda de la Salud se estrena, así, en las vísperas de la Semana Santa de Córdoba, en la que tiene una presencia cada vez más sólida. Cabe recordar que la corporación ha cambiado en distintas ocasiones de estilo musical, ya que la formación carpeña a la que sucede la banda del Naranjo sustituyó a su vez a la Banda de Cornetas y Tambores de la Fe de Martos.

Con respecto a la Hermandad de las Lágrimas, su evolución patrimonial viene siendo una de las prioridades del mandato del nuevo hermano mayor, que se muestra profundamente agradecido a todos aquellos que le precedieron en esta responsabilidad. Evolución que se pudo comenzar a apreciar el pasado año, cuando la cofradía presentó al pueblo de Córdoba otro de sus estrenos más relevantes, el nuevo paso en el que se entronizó el Santísimo Cristo de las Lágrimas. Un paso que fue adquirido a la jerezana Hermandad Juvenil de Ntro. Padre Jesús de la Humildad en su Sagrada Presentación al Pueblo y María Stma. del Rocío del Barbadillo.

La nueva apuesta musical de la corporación del Parque Figueroa profundiza en el cambio experimentado por la cofradía en las últimas semanas que tuvo su primer capítulo con la designación de su nuevo capataz, Juan de Dios Guerrero, quien tendrá el orgullo de guiar, bajo el cielo de la primavera, el caminar del impactante crucificado del Figueroa, en la siempre ansiada búsqueda de la estabilidad, tan necesaria como compleja de alcanzar, para afianzar el ilusionante proyecto de futuro en el que se halla embarcada la cofradía de vísperas. Un caminar que se antojará aún más poderoso al compás del inigualable son, siempre espectacular, de la Banda de la Salud.