Sevilla, ⭐ Portada

La calle para Juanita Reina, solicitada por la Macarena, estará situada en la actual calle «Muro»

Nadie en el universo cofrade dudaría a estas alturas de la enorme devoción que la Macarena ha suscitado en Sevilla a través de los siglos hasta llegar a convertirse en un símbolo inequívoco de la ciudad, íntimamente ligado a su esencia y su identidad. Una devoción que parece acrecentarse aún más, si es que eso fuera posible, en la Madrugá de cada Viernes Santo, a pesar de que Ella siempre es una presencia constante en la vida de sus fieles.

Esa veneración se hace palpable no solo durante “la noche más larga”, en la que de sobra es sabida la inmensa multitud de personas que abarrotan las calles hispalenses al paso de la Macarena para acompañarla a lo largo de todo su recorrido, sino también en las constantes visitas que recibe en su transitada Basílica así como en la gran cantidad de donaciones que, anónimas o no, ha ido recibiendo en el transcurso de su historia como una muestra más de esa fe que gira en torno al rostro más enigmático de Sevilla.

Entre los miles de devotos de la Esperanza, anónimos o no, conocida era la vinculación que la inmortal cantante Juanita Reina mantuvo con la cofradía hasta llegar a ostentar el cargo de camarera de honor y dejar en el ajuar de la Virgen recientemente reconocida como pieza esencial del Patrimonio Inmaterial Macareno. Un reconocimiento que se va a multiplicar con la decisión de la corporación hispalense de proponer al Ayuntamiento de Sevilla la modificación en el nomenclátor del callejero de la actual calle «Muro», paralela a la calle San Luis, para que pase a llamarse «Calle Juanita Reina». Una solicitud formulada hace meses tal y como desvelamos en Gente de Paz en noviembre de 2020 y que ya está aprobada por el Ayuntamiento de Sevilla. 

Una distinción que se lleva a cabo para reconocer la gran trayectoria artística de Juana Reina Castillo considerada como la gran señora de la canción adnaluza, vecina del barrio de La Macarena y que transitaba a diario por la referida calle Muro para visitar a su Virgen de la Esperanza, considerada como gran emblema de la profunda devoción sevillana y mundial, embajadora de Sevilla y de su barrio, gran benefactora de la hermandad que ayudó a los más necesitados del barrio. Conviene recordar que ya goza de distinciones como la medalla de oro de Andalucía, la consideración de hija predilecta de Sevilla.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup