Córdoba

La candidatura de Juan Rafael Cabezas reafirma su apuesta por la formación

La Hermandad de Jesús Caído de Córdoba capital afrontará tras la época estival un proceso electoral con el fin de determinar la persona que tomará las riendas de la corporación de San Cayetano. Será el próximo 18 de septiembre cuando la corporación de San Cayetano célebre cabildo general de elecciones con el objeto de elegir quien presida la hermandad del Jueves Santo durante la próxima legislatura. Unos comicios electorales a los que se presentan dos candidaturas: la de Juan Rafael Cabezas, que opta a la reelección, y la de Sergio Domínguez, que se desmarca como una candidatura alternativa.

La candidatura de Juan Rafael Cabezas continúa desgranando su proyecto para comandar la Cofradía del Caído. En este caso, pone el foco sobre la formación, mostrando su disposición a ofrecer continuidad en ella.

En este sentido, la candidatura de Cabezas apuesta por una triple vertiente en lo que respecta a la formación. En primer lugar, se opta por una formación religiosa y litúrgica, en colaboración con la Orden de Carmelitas Descalzos. Se seguirá incidiendo en la formación de nuestro grupo de acólitos de forma que sirva para los que se han formado en este aspecto y para aquellos nuevos hermanos que se quieran incorporar para su formación.

Por otro lado, se enfocará la formación hacia la estación de penitencia. Saber por qué y cómo hay que realizarla es fundamental tanto para el propio hermano como para el aspecto externo que se debe guardar, como institución, cuando se realiza la manifestación pública de fe. Estará dirigida -principalmente- a los nuevos hermanos sin ser excluyente de que pueda participar todo aquel que muestre interés en recibir dicha formación.

Finalmente, también se tratará de formar a los hermanos en la historia de la Hermandad. Conocer de dónde viene la cofradía y hacia dónde debe ir es otro tema fundamental que solo puede reportar, en palabras de la candidatura de Cabezas, beneficios. Recuperar las mesas redondas participativas, que perdimos por la pandemia, es otra ilusión que esta candidatura se compromete a recuperar.

De esta manera, se intentará estrechar, aún más, las relaciones con las asociaciones y colectivos del Colegio del Carmen, Ampa San Juan de la Cruz, Asociación de antiguos alumnos, Asociación Deportiva Virgen del Carmen y coro, algo que se pretende que ayude a seguir fomentando iniciativas -en común- que permitan desarrollar, tanto al alumnado como a los hermanos, en el espíritu de unión y fraternidad cristiana que les une.

Por último, el renovado grupo joven volverá a recuperar el perdido Pregón de Juventud cuaresmal.