En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Altares improvisados

Buenas a cada uno de ustedes que dedican unos minutos a leer este artículo un jueves más. Lo primero espero y deseo que se encuentren bien y puedan seguir disfrutando de los acontecimientos que la vida nos depara en cualquier lugar o espacio.

Desde hace diez días la vida te da nuevas formas de admirarla y apreciarla, en toda su magnitud, para lo bueno y lo malo. Pero, a la misma vez te hace ver lo grandiosa que es la persona humana, por eso nunca podremos ser igual que otra especie del tipo que sea o forma.

Es complejo ver, como hay personas que se aferran a seguir viviendo con una fortaleza sobrecogedora. Pero lo que más me sobrecoge es ver como en las mesillas de noche móviles o en los doseles de aluminio en una pared blanca o bajo una almohada se instalan altares improvisados, llenos de misivas llenas de oraciones.

Altares improvisados con una riqueza de imágenes que estremecen los corazones. Unos corazones que ahora, y ahora más que nunca, son más sensibles y sentimentales que en ningún tiempo. La cantidad de fotos de imágenes es maravillosa y lo que es más maravilloso es el amor que se les profesa a cada una de ellas, a cualquier hora, instante o momento que una mirada se adentra dentro de cada una de esas imágenes expuestas en donde les acabo de comentar.

Es mi homenaje a cada uno de los nazarenos que, en sus respectivas camas, esperan a un cabildo, sea de aguas o de salida, para declarar un subterfugio o simplemente esperando que el agua amaine, para ello tienen todo el tiempo del mundo hasta que dicha procesión se ponga en la calle o por desgracia se quede encerrada eternamente.

Sean felices y extrapólenlo, no se lo queden solo para ustedes.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup