Córdoba

La Cena afronta su cita más íntima

Se acerca uno de los días más importantes de cuantos configuran el calendario cofrade de la Hermandad Sacramental de la Sagrada Cena, la celebración de la presencia de Dios Vivo a través de la eucaristía. La Festividad del Corpus Christi se convierte de este modo cada año en una cita trascendental para una corporación que hace de su culto al Santísimo Sacramento del Altar una de sus señas ineludibles de identidad por mor de una condición sacramental que abandera con sus hechos.

Será el próximo día de San Pedro y San Pablo -29 de junio- cuando a partir de las 21 horas, tras la eucaristía de las 20:09, las calles de Poniente vuelvan a inundarse de la inmensidad de Su Divina Majestad que se presenta al pueblo de Córdoba sobre el templete que fuese estrenado en 2002 y fuese realizado en los talleres de Santa Águeda, mientras que los Talleres Ortiz Jurado hicieran lo propio con la peana. Un templete que procesiona sobre la parihuela que en los primeros años de la cofradía portó al Señor de la Fe y que camina, a hombros de treinta costaleros, precedido por una imagen de la Inmaculada Concepción portada por los jóvenes de la cofradía, dirigidos por Antonio Toscano y José Luis Castilla, que va abriendo el cortejo. Son veinte los jóvenes costaleros que calza el paso de la Virgen.

La Agrupación Musical Sagrada Cena pondrá el contrapunto musical en la que se probablemente la jornada más importante del curso para la hermandad a resultas del marcado carácter sacramental del que la han dotado sus hermanos. El cortejo avanzará por un itinerario que se desarrollará por la Avenida de Guerrita, Manuel Fuentes «Bocanegra», Pasaje Manuel Calero «Calerito», Avenida de Lagartijo, Avenida de Guerrita, Manuel Fuentes «Bocanegra», Manuel Cano «El Pireo», José María Martorell, Francisco González Pachón, José Dámaso «Pepete» y Avenida de Guerrita. Una cita que goza además de un inequívoco componente solidario, toda vez que la recaudación derivada de las papeletas de sitio se traducen en un donativo que tiene por destino la Asociación de Niños Autistas.

Con la mirada puesta en esta jornada esencial, Carlos Lara, capataz de la cofradía, ha citado a los hombres que tendrán el honor de portar sobre sus hombros al mismísimo Dios el próximo 14 de junio en la casa de hermandad a las 21:00 para la igualá. Un Lara que en declaraciones a Gente de Paz reconoce que para él “particularmente es un día muy especial e íntimo” con el que se siente desde siempre plenamente identificado. No en vano lleva “desde el primer año saliendo de costalero bajo la custodia”. Lara afirma que “es una procesión abierta a todos los que quieran llevar al Jesús Sacramentado. Bajo sus trabajaderas hay costaleros de la cofradía y de otras hermandades” lo que otorga a esta cita una singularidad que le añade un atractivo adicional para marcar esta fecha con rojo sacramental en el calendario de la Córdoba Cofrade.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup