El Rocío, Huelva, Varios

La concejal de Turismo, Festejos y Usos Tradicionales de Almonte renuncia a sus competencias y tacha de «totalitarista» a la alcaldesa

La hasta ahora concejal de Turismo, Festejos y Usos Tradicionales de Almonte (Huelva), Cristina Medina (Independientes), ha anunciado este viernes que ha presentado la renuncia a sus competencias dentro del equipo de Gobierno municipal y ha tachado a la alcaldesa, Rocío del Mar Castellano y al teniente de alcalde, José María García, –ambos de Mesa de Convergencia–, de «totalitaristas».

De este modo, durante una rueda de prensa, Medina ha asegurado que ambos le han «imposibilitado» realizar su trabajo, y ha criticado la «falta de principios democráticos» del grupo municipal de Mesa de Convergencia, que «ha incumplido desde el principio el pacto de Gobierno».

Así, la concejal, que no renuncia a su acta y seguirá en la oposición dentro del Consistorio, ha apuntado que su marcha no afecta a la gobernabilidad municipal, ya que ella era la concejal número 12 y el equipo de Gobierno –compuesto por seis concejales del PSOE, tres del PP y dos de Mesa de Convergencia tras su marcha– continúa teniendo mayoría absoluta.

En este contexto, la concejal ha señalado que se ha sentido «maltratada» por lo que asevera que ha llegado a estar de baja «con un cuadro de ansiedad» y ha relatado que ha sufrido «obstaculizaciones para poder realizar sus funciones», motivo por el que ha anunciado que va a emprender «acciones legales, no solamente las del derecho social, sino también acciones penales».

En este sentido, Medina ha explicado que se han producido una serie de hechos que la han llevado a tomar estas medidas. A este respecto ha señalado que «ha habido una intromisión y un control férreo de Alcaldía» a sus actuaciones «cuando se acordó que cada uno tenía autonomía», además de que «la alcaldesa se negó a firmar el pacto de la alcaldía rotatoria –dos años Mesa de Convergencia y dos años el PSOE– como se había pactado» pacto que «nunca se ha firmado».

Asimismo, ha criticado que el concejal de Economía, Hacienda y Personal, José María García, ha estado «controlando absolutamente todo» y si pasaba una propuesta de gastos «él tenía la potestad de no firmarla finalmente si no le venía bien», así como que no haya podido realizar los presupuestos de su concejalía porque sostiene que pidió los de años anteriores «y me dijeron que no se me daban sin autorización de García», por lo que ha insistido en que no la han dejado hacer su trabajo.

Así las cosas, la concejal ha apuntado que una de las actitudes de Mesa de Convergencia ha sido la de «divide y vencerás, dentro del equipo de Gobierno y de los propios partidos que la conforman» y les ha acusado de «controlar incluso las publicaciones de su partido», además de que «negaban la presentación de mociones de partido vulnerando nuestros derechos políticos».

De otro lado, también ha reseñado que dentro de las reuniones del equipo de Gobierno, no podían usar su derecho de palabra como portavoces «sino que solo hablaba y contestaba el proponete y luego en la oposición», en la que estaba Ilusiona, lo que considera «una vulneración a la libertad de expresión» cuando «estamos en un estado social y democrático de derecho».

Por otra parte, ha mantenido que se le ha negado información «una y otra vez en las reuniones» y que ha tenido que llegar a presentar un registro de entrada al Ayuntamiento para que le pasaran información de expedientes y «después de meses me encuentro que José María García me devuelve mi presentación en el registro de entrada» y lo ha acusado de «alterar ese registro de entrada» del Consistorio ante su petición de información.

Para finalizar, Medina ha acusado a Mesa de Convergencia de «vulnerar los derechos de la Policía Local» y de llamar a los concejales «para imponer decisiones a la policía durante la cuarentena, que además estaban bajo el mando único», por lo que solicitó una comisión de investigación interna al propio equipo de Gobierno «por si se estaba vulnerando el derecho a la salud de los policías», al tiempo que ha sostenido que la han tenido «sin cobrar y sin alta en la Seguridad Social durante cinco meses».

Por último, Medina ha remarcado que sentía «no haber podido hacer más», pero su concejalía «no tenía dinero cuando llegó» y ha agradecido a los trabajadores del área y a los ciudadanos de Almonte «su actitud colaboradora y constructiva» pero «ella no puede seguir en esa situación», ha concluido.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup