Córdoba, Galerias, Portada

La Crónica | Córdoba hubiera sentenciado

Córdoba se volvía a convertir en tribunal romano. Córdoba volvía a transformar sus calles en la Fortaleza Antonia de Poncio Pilato. Córdoba volvía a ser ciudad de Roma. Y Córdoba dictaría Sentencia.

Pero la amenaza de lluvia ha impedido que los nazarenos que iban a conformar las filas de penitentes, cada año en mayor número en esta Hermandad, intentaran con sus oraciones cambiar, sin éxito, la Sentencia injusta sobre el Hijo de Dios. “Non invenio in eo causam”

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, con las manos atadas a su espalda, es condenado por quienes no ven, siendo Él la Luz. Con el alma llena de oscuridad, Pilato se lava las manos para condenarlo a muerte, pese a sus dudas. Los porqués se agolpan demasiados ya, mientras el prefecto desoye las súplicas de Claudia Prócula y Barrabás se siente liberado.

El paso de misterio, el del dorado rojizo, el imponente en su zancada y en su dimensión ha quedado varado en el interior de San Nicolás.

Las esclavinas de la Sentencia, que constituye uno de los momentos que nadie debe perderse en la Semana Santa de Córdoba, son recogidas por sus padres a las puertas del templo.

Estampa nueva, histórica y única, pues no hay intención de que se repita, ha sido la de ver a los nazarenos que conformarían el tramo de palio formar las filas en el patio de la vecina Real Colegiata de San Hipólito, y desde donde han partido atravesando el Bulevar del Gran Capitán tras la noticia de la suspensión de la Estación de Penitencia, al encuentro de sus hermanos del tramo del Señor y para acompañar a María Santísima de Gracia y Amparo.

Las miradas hoy se hubieran detenido en el magnífico y majestuoso manto de terciopelo bordado en oro por Francisco Pérez Artés siguiendo el diseño de Rafael de Rueda, así como en la saya a juego. Ya se pudo apreciar en toda su inmensidad, lujo y mínimos detalles esta obra del bordado en oro en la pasada Exposición Arte y Cofradías en Córdoba y que tuvo lugar en la Mezquita-Catedral de Córdoba, lugar al que hoy estaba previsto el regreso de este manto, pero ahora para cubrir a la Madre del Señor de la Sentencia.

Y el otro punto en el que se hubieran detenido las miradas hubiera sido la restaurada corona que reposa en las sienes de la Virgen de San Nicolás. Todo queda para futura ocasión.

Ha sido la primera de las Hermandades que ha suspendido su Estación de Penitencia en esta Semana Santa de 2022, acumulando años que amplían este paréntesis en los Lunes Santos deseados por los hermanos de la Sentencia.

Probablemente haya sido éste el último año en que el cortejo de la Estación de Penitencia haya sido convocado en la Parroquia, pues es deseo de la Hermandad poder estrenar el próximo año su nueva Casa de Hermandad, desde la que se iniciará la procesión de 2023, Dios mediante.