El Rocío, Recuerdos de Pasión, Sevilla, ⭐ Portada, 💚 El Rincón de la Memoria, 💙 Opinión

La curiosa historia que vincula a la Hermandad de Santa Cruz de Sevilla y a la Hermandad Matriz de Almonte

Ambas hermandades tienen un estrecho vinculo que une el paso del Cristo de las Misericordias y el altar donde permanece la Virgen del Rocío habitualmente

Este año 2021, se cumplen las bodas de platas, 25 años, de un hecho histórico curioso; una bonita historia que enlaza en fuerte vinculo a la Hermandad de Penitencia de Santa Cruz de Sevilla y a la Hermandad de Gloria de la Matriz de Almonte, de la Virgen del Rocío, Patrona de Almonte.

El actual paso en el que procesiona el Cristo de las Misericordias y a sus pies la Virgen de la antigua de estilo gótico y dorado, se comenzó a construir y tallar en 1972, para pasar a ser dorado en octubre del 1974, aunque en un principio y durante muchos años, llevó respiraderos bordados, estos fueron sustituidos en 1.996 por otros de talla procedentes del antiguo paso, siendo restaurados y dorados en los talleres de Antonio Martín.

Cuando quisieron dorar los respiraderos del paso, los hermanos de Santa Cruz, fueron informados que en el taller de dorado donde se estaba llevando a cabo dicho proceso se habían quedado sin existencias para terminar los respiraderos del paso; el dorador llama a la hermandad y les dice que con el fabricante de Madrid ha ocurrido un problema, ya que una de sus laminadoras se había estropeado, y hasta el mes de mayo no les garantizaban las provisiones de pan de oro en el tono que se estaba utilizando para dorar los respiraderos.

La hermandad tenía un serio problema, ya que no tenían el oro en el estado necesario para concluir esta obra, no tenían el oro batido, es decir, en láminas. A los oídos de estos, llegaron las noticias mediante el fabricante de Madrid, confesando que en la Hermandad Matriz del Rocío de Almonte sí que tenían muchas existencias de pan de oro del mismo tono, puesto que se encontraban también inmersos en un proceso de dorado, concretamente realizando el dorado del retablo de la Virgen del Rocío, a punto de finalizarse.

Por tanto, la Junta de Gobierno al tener conocimiento de esto, acudió a Almonte para reunirse con la Hermandad Matriz, para solicitarle la posibilidad de dejarles el pan de oro necesario para completar el dorado del paso del Cristo de las Misericordias.

Mantuvieron diversas conversaciones entre ambas hermandades, con la iniciativa de petición por parte de la Hermandad de Santa Cruz, representada por Alfonso Iruela y su hermano, Fernando Iruela. En Almonte los recibe el entonces Presidente de la Matriz, D. Pedro Rodríguez Villa, llegando finalmente a un acuerdo cariñosamente por parte de la Hermandad Matriz de Almonte, tras consultarlo con s, donde el paso de la cofradía del Martes Santo pudo finalizar el proceso gracias a la Virgen del Rocío, con este pequeño gesto de solidaridad.

Los hermanos de Santa Cruz pidiéndole la cesión del pan de oro, le ofrecen que para el 19 de mayo de ese mismo año la Matriz de Almonte reciba mediante previo acuerdo por escrito, un cheque con el importe de esas láminas de pan de oro que les dejarían, pero el presidente, Pedro Rodríguez les dijo <<que ellos tenían que estar allí, y su Bendita Madre la Virgen del Rocío, también. Cuando se hablan de estas cosas, el dinero es lo de menos, así que, quiten el cheque de en medio.>> Este suceso, les sirvió a ambas Hermandades para crear un fuerte vínculo especial, que a día de hoy siguen manteniendo vivo, tal y como el primer día que se reunieron.

La Hermandad de Santa Cruz se encontraba a pocos meses de vivir un nuevo Martes Santo de la Semana Santa Sevillana, la ilusión de los hermanos por ver concluido el proceso de dorado de su nuevo paso del Señor de la Misericordia y poder estrenarlo en esa Semana Santa para que Sevilla disfrutará de esta estampa era tan inmensa, que finalmente pudieron ver ese sueño cumplido por la Virgen del Rocío.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup