Córdoba

La Estrella prescinde de Rafael Giraldo como capataz del paso de palio

Apenas unas horas después de haber certificado el cese de Juan Rodríguez Aguilar como capataz del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Redención, la junta de gobierno de la corporación de la Huerta de la Reina, parece estar dispuesta a no dejar títere con cabeza en la búsqueda de una pretendida revolución cuyas consecuencias son imprevisibles y que está por ver si no le estalla a sus responsables en las manos. Y es que el equipo de gobierno que preside Benito González ha prescindido también de Rafael Giraldo Abad como capataz del paso de palio de la Virgen de la Estrella, después de haber realizado una labor impecable que ha recibido todos los parabienes por su excelente trabajo, su dedicación y su encomiable labor. Una decisión que ahonda en el giro copernicano sufrido por la hermandad apuntada en el desconcertante e inexplicable secretismo en el que se haya sumida desde que la actual junta de gobierno ostenta su responsabilidad.

Las razones alegadas, la existencia de un informe desfavorable, no se sostiene en absoluto y resulta especialmente llamativo, toda vez que determinados cambios en la manera de andar del pasado Lunes Santo, fueron impuestos por la propia junta de gobierno que ahora expulsa de su cargo a la persona que ha dotado al palio de la Estrella de una manera de andar perfectamente reconocible, fruto de un trabajo incansable, desde todos los puntos de vista, centrados, no solo en aspectos técnicos sino también en una gestión del equipo humano fuera de toda duda por todo el mundo, salvo por quienes han perpetrado esta decisión.

Rafael Giraldo venía desarrollando su exitosa labor desde 2009 junto a Fernando Morillo, primer capataz del palio de la Estrella y en solitario desde 2011. No conviene olvidar que miembros del equipo de capataces de Giraldo formaban parte de la candidatura que perdió las elecciones celebradas hace tan sólo un año en el seno de la corporación de la Huerta de la Reina… extraigan sus propias conclusiones. La intachable labor como capataz de Giraldo y la devoción y la entrega de sus costaleros han de permanecer intacta, por más que haya quienes quieran esconder las verdades del barquero en decisiones de terceros sin mayor justificación que el cobro de determinadas facturas. La Junta de Gobierno de la Estrella acaba de cerrar de manera abrupta una inolvidable etapa que ya forma parte de la historia de la hermandad, algo que está por ver si otros podrán decir en el futuro.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup