Sevilla, ⭐ Portada

La Exaltación sublima con un impactante audiovisual la belleza de la Capilla Sacramental de Santa Catalina, una joya del Barroco andaluz

La Hermandad de la Exaltación se halla inmersa en la celebración del tercer centenario de la Capilla Sacramental de la iglesia de Santa Catalina. La corporación, con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Distrito Casco Antiguo, del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla y de la Fundación Caja Rural del Sur, ha preparado con motivo de tan importante efeméride un completo programa de actos a lo largo del presente año 2021 y ha editado un impactante audiovisual realizado por Jorge Shoots.

La Capilla Sacramental de Santa Catalina, obra del arquitecto Leonardo de Figueroa en la primera mitad del siglo XVIII, es uno de los mayores exponentes del Barroco andaluz. Su interior, uno de los espacios más hermosos de nuestra ciudad, es la representación misma del horror vacui: un barroco compendio de tallas, pinturas, yeserías, canterías y dorados.

La Hermandad Sacramental de Santa Catalina, deseosa de erigir una Capilla del Sagrario más amplia que la que poseía (la actual capilla que acoge a Ntra. Sra. del Rosario), solicitó en 1721 al Ayuntamiento la cesión de un terreno adyacente a la cabecera del templo parroquial de Santa Catalina. Concedida la petición con inmediatez, ese mismo año se iniciaron las obras, bajo la dirección del insigne arquitecto Leonardo de Figueroa, auxiliado por sus hijos Matías y Ambrosio.

En lo referente a cantería y albañilería, las obras se prolongaron hasta 1736. Otros artífices que intervinieron en el proceso constructivo, tras la muerte de Leonardo en 1730, fueron el albañil Juan Serrano (1732-1734) y los canteros Fernando Jordán, quien se encargó del pavimento, y Miguel Quintana, que realizó el zócalo de jaspes rojos y negros.

La Capilla Sacramental de Santa Catalina fue restaurada en profundidad entre los años 1995 y 1997, con la colaboración de la Fundación Argentaria y la Conserjería de Cultura de la Junta de Andalucía. Dicha intervención fue supervisada por el insigne catedrático de Historia del Arte, D. Alfredo José Morales Martínez, auxiliado por los arquitectos D. Ramón Romero Dorda y Dª. Carmen Ortiz González, en las actuaciones arquitectónicas y D. Juan Aguilar Gutiérrez en la restauración de los bienes muebles.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup