Sevilla, 💚 El Rincón de la Memoria

La «fallida» restauración del Señor de la Salud

El año 1979 fue el del Vía Crucis del Consejo protagonizado por el Señor del Gran Poder, el del incendio del altar de cultos de la Virgen de la Paz o el de la primera estación de penitencia a la Catedral de la hermandad de la Sed. Pero también fue el año en que el primer paso de los Gitanos sufrió una auténtica revolución respecto al año anterior.

La corporación que residía entonces en la iglesia de San Román presentó un nuevo paso y un nuevo cuerpo para su Nazareno. Atrás quedaron las andas de los “espejitos” talladas por Juan Pérez Calvo, de estilo rocalla que imitaba la decoración menuda de la estética rococó, policromada con detalles de rosas, y con candelabros, que fueron vendidas a la hermandad del Confalón de Écija.

El paso que se estrenaba es el que conocemos en la actualidad. Fue tallado por Antonio Martín Fernández y dorado por Luis Sánchez Jiménez, con ebanistería de Francisco Bailac. Su estilo es neobarroco, de líneas sinuosas y onduladas. Presenta cuatro Evangelistas en las esquinas y otros cuatro ángeles mancebos y dieciséis angelitos en su canasto que salieron de la gubia de Francisco Buiza.

Esta nueva joya de la Semana Santa Hispalense no generó más expectación que la de la nueva posición de Nuestro Padre Jesús de la Salud. La talla que realizó Fernández Andes en 1939 presentaba malas condiciones según el entonces hermano mayor, Antonio Moreno Bermúdez. Ante una urgente restauración, el escultor Luis Álvarez Duarte intervino la imagen, otorgándole un nuevo cuerpo y pies mientras que las manos y rostro conservaron sus rasgos originales.

La restauración fue celebrada por algunas cofrades como Manuel Toro Márquez, pregonero de la Semana Santa de aquel año que cuando vio a la talla en la casa del escultor no pudo reprimir arrodillarse. Sin embargo, un buen sector vio en la nueva disposición de la imagen, con un avance de la pierna derecha y una cierta inclinación, un parecido intencionado de Jesús del Gran Poder. Estos comentarios llevaron a que la Junta de Gobierno se plantease que el Señor de la Salud volviera a su hieratismo original, tal como sucedió tres años después.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup