Sevilla, ⭐ Portada

La Hermandad de las Tres Caídas de San Isidoro restaura su magnífico Estandarte Sacramental de 1750

La Hermandad de las Tres Caídas de San Isidoro acaba de anunciar que han comenzado, en el taller de bordados “Artesanía Sosa&Medrano“, los trabajos de la restauración de los bordados y pasado a nuevo tejido del Estandarte Sacramental. Unos trabajos que se concluirán para la Semana Santa de 2022. Se trata de una magnífica pieza realizada en 1750, bordada en oro sobre seda blanca por Lucas Ortega. El asta y la cruz fueron labradas por Antonio Barrón.

Conviene recordar que la actual cofradía cuyo título completo es “Antigua e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento, María Santísima de las Nieves y Ánimas Benditas del Purgatorio y Pontificia y Real Archicofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, Nuestra Señora de Loreto y Señor San Isidoro” es el resultado de la unión mediante Concordia otorgada en 1975 y confirmada en 2009 con la fusión definitiva, de dos antiguas corporaciones existentes en la Parroquia de San Isidoro.

La primera de ellas, conocida de antiguo como la Hermandad Sacramental de San Isidoro es a su vez producto de la fusión de otras dos, denominadas: Ilustres y Antiguas Cofradías Unidas del Santísimo Sacramento, María Santísima de las Nieves y Ánimas Benditas del Purgatorio, aprobándose sus Ordenanzas por el Real y Supremo Consejo de Castilla en 26 de mayo de 1788.

De un lado nos encontramos pues, en su origen primigenio y derivada de la consideración Parroquial del templo donde se erigió, la primitiva Hermandad Sacramental, cuya fundación data de 1526, por la dama toledana y Sierva de Dios Dª. Teresa Enríquez, cuyo celo infatigable en la devoción eucarística le valió el sobrenombre de “La Loca del Sacramento” (actualmente ya en la Diócesis de Toledo se ha iniciado su proceso de beatificación). A la misma, se agregaría en razón de la coincidencia del doble carácter de muchos de sus hermanos, la Hermandad de las Ánimas Benditas, fundada en 1.528.

La Hermandad sacramental goza de un exquisito patrimonio artístico tanto en objetos de culto (Custodia litúrgica, Manifestador para exponer la Custodia, Custodia de asiento o procesional, Guion, estandarte, cálices, copones, etc…) así como en obras de arte pictóricas o escultóricas, entre las que brilla con luz propio el barroquísimo retablo de su Capilla, atribuido a Jerónimo Balbás y Duque Cornejo, considerado la mejor pieza de su género, de las existentes en la ciudad hispalense.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup