Córdoba, ⭐ Portada

La Hermandad de Palmeras emprende su proyecto más importante de los últimos años

La corporación pone en marcha un Banco de Alimentos Perecederos que atiende a 1.500 personas del barrio

La Hermandad de Palmeras vuelve a ejemplificar con hechos, no con palabras, qué es lo que realmente importa, dejando en evidencia a quienes piensan que la labor de las cofradías se reduce a procesionar y construir parafernalia barata, abanderando empresas de vital trascendencia que sin su concurso sería imposible acometer. Con la ayuda de la Fundación Cajasur, la Fundación Cajasol-La Caixa, la Asociación Cristo de los Faroles, Patatas Lozano, Frutas Roque, Mercacórdoba y Comercial Piedra Trujillo, la Hermandad de la Piedad junto con la Asociación Vecinal Unión y Esperanza de Palmeras, participan desde el pasado mes de abril en una nueva labor para complementar la actividad que Cáritas Parroquial encabeza con los Misioneros Claretianos de Miralbaida, cubriendo parte de las necesidades básicas de 400 familias del barrio de Palmeras mediante el reparto de alimentos perecederos. Una hermosa iniciativa por la que hermandad y asociación han querido mostrar su más profundo agradecimiento a las entidades que cofinancian este proyecto y a las empresas que colaboran realizando un importante descuento en sus productos o servicios.

Se trata de un proyecto, que bajo la denominación Banco de Alimentos Perecederos, Bienes y Servicios de Primera Necesidad, nace con vocación de permanencia y un horizonte temporal de al menos un año. No obstante, si se consigue una mayor financiación o apoyo económico se podrá abarcar un periodo más amplio y/ó aumentar la asignación de nuevos productos perecederos durante estos primeros meses, lo que permitiría aumentar la dotación de alimentos a estas familias, muchas de ellas en exclusión social y numerosas y sin ningún tipo de ingreso.

Cabe recordar que Palmeras es el quinto barrio más pobre de España, una realidad agudizada en la actualidad cuando la situación económica sobrevenida como consecuencia de la pandemia del coronavirus se torna especialmente catastrófica. Se cuentan por cientos las familias que se ven imposibilitadas para acceder a una alimentación básica como consecuencia del alto índice de desempleo, engrosando los pilares de una economía sumergida o de subsistencia caracterizada por la precariedad laboral y los “contratos” en negro que, en las fases iniciales de confinamiento, les impide acceder a esta forma de “vivir al día”.

Así las cosas, junto con el reparto que realiza Cáritas Parroquial con la inmejorable gestión de los Misioneros Claretianos, la Hermandad y la Asociación de Vecinos del barrio de Palmeras se funden para aportar alimentos perecederos y complementar los habituales lotes que los Misioneros reparten, y cuya acción conjunta pretende evitar la duplicidad o descontrol para sus beneficiarios. Los alimentos que se han repartido durante este primer mes ascienden a varios miles de kilos de pollo o carne, patatas, fruta, verduras y hortalizas, yogures y embutido.

Hermandad y Asociación que, tal como vienen demostrando desde 1972, se vuelcan con su barrio y se aprietan el cinturón, “que ya habrá tiempo para otras cosas”, como aseguran a este medio. Gestionaron los permisos, lanzaron su proyecto, y se pusieron manos a la obra trasladando cámaras frigoríficas a los locales donde se realiza el reparto para la conservación de los alimentos perecederos. Además, realizan el reparto conjuntamente, los días que lo hace Cáritas Parroquial, martes y viernes de 9:00 a 12:30 horas, colaborando con la gestión, realizando la compra y el traslado con sus propios vehículos durante la jornada anterior, y llevando a cabo el reparto. Para poder abarcar esta ingente labor, se han habilitado sendas cuentas bancarias para recoger cualquier aportación adicional que contribuyan a revertir esta situación límite:

CAJASUR: ES86-0237-6153-30-9158952718

LA CAIXA: ES91-2100-5742-90-0200066652

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup