Córdoba

La Hermandad de San Rafael cita a sus costaleros para hacer pruebas con el nuevo paso

La Hermandad de San Rafael de Córdoba aguarda con gran ilusión la llegada del mes de mayo del próximo año. Además de por poder retornar a la normalidad tras dos años sin poder realizar la salida procesional, por el estreno de un nuevo paso sobre el que portar al santo custodio de la ciudad.

La corporación cordobesa ha citado a su cuadrilla de costaleros para realizar pruebas con la estructura del nuevo paso, y probar también la maniobra de salida por la puerta, que se antoja complicada.

Además, se da la circunstancia de que el sábado 24 de octubre se espera una masiva influencia de público cordobés a la Iglesia del Juramento, por lo que el espacio que ahora ocupa el paso ha de estar disponible, circunstancia por la cual el equipo de capataces de San Rafael ha citado a su cuadrilla el viernes 23 a las 12:00h para realizar una mudá a Salesianos, para luego, si el tiempo lo permite, celebrar un perol para celebrar el día grande de la hermandad.

En el templo salesiano permanecerá unos días, hasta el 27 del mismo mes, cuando a partir de las 21:00h regresará a la Iglesia del Juramento.

Una mudá para la cual se seguirán las medidas sanitarias oportunas, como el certificado de vacunación y el uso obligatorio de mascarilla.

Cabe recordar que, como ya adelantamos el pasado mes de enero en Gente de Paz, el nuevo paso sobre el que en el futuro procesionará San Rafael, culminado en una primera fase, se encuentra expuesto en la Iglesia del Juramento, pudiéndose contemplar tanto la mesa, como la peana y los candelabros, siendo estos últimos los que ofrecen un aspecto más avanzado. Un paso que está siendo realizado por el prestigioso tallista José María Higuera

La concepción del paso obedece a un diseño, concebido por Antonio López Peláez, en el que destacan las formas rectilíneas y llaman poderosamente la atención los cuatro candelabros arbóreos que presiden las esquinas. El paso, que respeta la peana que tiene la imagen junto con las medidas de la propia talla y la puerta de la Iglesia del Juramento, gozará de un marcado estilo neoclásico como el templete que cobija al Arcángel. Los respiraderos y la peana estarán inspirados en el templete.

Cuenta con candelabros arbóreos de diez puntos de luz de dos metros de altura. En la base llevará ángeles y cabezas de querubines y el conjunto presentará además unas cartelas rectangulares con distintas imágenes cordobesas. El paso tendrá 3,60 m de largo por 2,10 m de ancho, 60 cm de respiraderos y 65 cm de peana.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup