Advertisements
España, 💚 El Rincón de la Memoria

La Hermandad de Zaragoza que recoge a los difuntos desde el siglo XIII

A lo largo de la historia algunas de las hermandades más conocidas de toda España tenían como fin fundacional la recogida de finados, su sepelio y sus correspondientes misas por su alma. Entre las que más siglos llevan desarrollando esta labor y mantienen este fin fundacional es la Hermandad de la Sangre de Cristo de Zaragoza, cuyos hermanos vienen realizando estas labores desde el siglo XIII.

Actualmente, los 47 miembros de la Hermandad hacen guardia 24 horas al día para recoger el cuerpo cuando alguien fallece en circunstancias adversas, incluyendo estos días de pandemia en nuestro país.

La Hermandad de la Sangre de Cristo viene realizando esta labor desde el año 1280, cuando una epidemia asoló la ciudad aragonesa. En una época en la que apenas había instituciones organizadas, las autoridades de la ciudad encargaron a la Hermandad el servicio de recogida de los cuerpos de los fallecidos. Ignacio Giménez como hermano mayor, está al frente de 47 hombres – según dicta la tradición -, que desarrollan esta labor totalmente altruista, y cuyos trabajos son tan variados como abogados, médicos, taxistas, empresarios o gestores. Estos hombres están de guardia durante una semana cada dos meses. Cuando reciben la llamada del juez, acuden al lugar del suceso para su recogida con las medidas de protección necesarias en estos tiempos de pandemia.

Para ser miembro de la Hermandad – actualmente el número está limitado a 50 hermanos – no hace falta tener conocimientos previos, ya que reciben cursos de la Guardia Civil, de la Policía, de forenses etc, para estar preparados y renovados. Incluso cuando fue la gripe aviar los hermanos recibieron formación específica para tratar una pandemia.

La hermandad se encarga de los cadáveres que tengan que ponerse a disposición judicial y ser enviados a un forense para que se les realice una autopsia, y el traslado lo realizan con una furgoneta blanca adaptada a esta labor con una cruz azul distintiva de la hermandad. Así, la corporación se encarga de víctimas de asesinatos, suicidios, accidentes… y fallecidos en hospitales, siempre y cuando las circunstancias de la muerte sean desconocidas.

Además de la logística, la labor de la Sangre de Cristo es el hecho de acoger en ese momento final al difunto y acompañar a la familia con el máximo respeto. Y rezar una oración, si la ocasión lo permite, siendo ésta la labor del Consiliario de la corporación  Sergio Blanco. Todos los primeros lunes de mes, se organiza una Misa para rezar por todos los difuntos que han fallecido ese mes, que suelen ser una media de 40 en condiciones normales.

Con la crisis del coronavirus la Hermandad ha dado cuenta de un ligero aumento de los casos, pero sobre todo ha habido cambio en la forma de proceder. A las personas que fallecen en casa, por ejemplo, con certeza de que haya sido a causa del virus, las llevamos directamente al crematorio.

Debido a la escasez de equipos de protección sanitaria, la corporación compra todo este equipamiento a través de Internet gracias a los hermanos y ha abierto una campaña de recaudación durante esta Semana Santa tan atípica. Semana Santa de la que son organizadores de la procesión del Santo Entierro, la procesión en la que salen todas las hermandades y Cofradías de Zaragoza y, tras la suspensión de la Semana Santa, la han podido vivir gracias a los actos online que han organizado.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup