Almería

La Hermandad del Prendimiento de Almería presenta el cartel de Juan Miguel Martín Mena y el logo de Rafael de Rueda para su LXXV Aniversario

La Hermandad del Prendimiento de Almería ha dado el pistoletazo de salida a los actos de su LXXV Aniversario con la presentación del logo y el cartel conmemorativo, siendo este último obra del artista Juan Miguel Martín Mena.

Muy presente está el recuerdo de aquel incendio producido en la década de los 90, concretamente en el 1996, en la Catedral y que destruyó gran parte del patrimonio de la Hermandad del Miércoles Santo. Pero todo pasó, y la Cofradía supo renacer como el Ave Fénix bajo el amparo de sus Titulares.

Martín Mena ha sido el encargado de plasmar en su obra estos 75 años de historia. Un cartel que ha sido presentado en el Teatro Apolo en un acto conducido por los periodistas Jesús Recio y Sergio Morante.

ARDE. LATE. CREE. Así se titula este maravilloso cartel cargado de sentimiento por toda la historia que hay detrás de esta Hermandad Sacramental. Un corazón dividido en tres, pero más sano y que late con más fuerza que nunca. Un corazón con sus tres Titulares, Nuestro Padre Jesús del Prendimiento, Jesús Cautivo de Medinaceli y Nuestra Señora de la Merced. Un corazón del que desde sus venas florecen las nuevas semillas de la fe sin importar los contratiempos que depare la vida. Un corazón que arde en la esperanza de la fe en el Señor.

Por su parte, el logotipo es obra del cordobés Rafael de Rueda. Una apuesta segura por el buen hacer de este artista de la ciudad del Arcángel.

De Rueda muestra como eje principal un cáliz con la mitad, mostrando la letra P, de Prendimiento, en color rojo, simbolizando todo ello el carácter sacramental de la Hermandad. Del cáliz brotan tres azucenas símbolo de la pureza de María, Madre del Redentor, Aquél que fue vendido y prendido en el Monte de los Olivos, de ahí las ramitas de olivo también. Como base unas cadenas por la vinculación de la advocación de su Titular Mariana, Nuestra Señora de la Merced, intercesora ante Dios y salvadora de nuestras almas y Patrona de las Instituciones Penitenciarias.