Sevilla, Varios

La Iglesia Católica cuenta desde hoy con 27 nuevos beatos de la Orden de Predicadores

La Orden de Predicadores, los dominicos, cuentan desde hoy sábado, a las once y veintiún minutos de la mañana, con 27 nuevos intercesores en los altares, mártires de la persecución religiosa en la España de los años treinta del siglo pasado, que han sido declarados beatos en el curso de una ceremonia que se ha celebrado en la Catedral de Sevilla y que ha presidido el cardenal Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos.

De esta manera, los dominicos, una institución de más de ocho siglos de historia, aumenta su presencia en el santoral de la Iglesia Católica con unos referentes de perdón y reconciliación en momentos límite. Esta mañana se ha declarado beatos a 27 exponentes de la más clara ejemplaridad cristiana de vida, según se destaca en la presentación que la Orden de Predicadores ha hecho de los mártires: veinte sacerdotes, estudiantes, novicios y hermanos del convento de Almagro, cinco frailes del convento de Almería, un laico dominico de Almería y una monja dominica martirizada en Huéscar.

“Vivir como cristiano puede ser una cosa mal vista”

En su homilía, el prefecto de la Congregación para Causa de los Santos, ha destacado que estos mártires fueron “personas humanamente muy diversas, con sus caracteres e historias personales”, pero a las que les unía el carisma dominico. Se ha detenido especialmente en el caso de la religiosa beatificada esta mañana, sor Ascensión de San José, que fue martirizada hasta la muerte al negarse al pisar el crucifijo, y ha destacado la radicalidad de la fidelidad al Evangelio de los nuevos beatos hasta el último momento.

El cardenal Semeraro ha afirmado que “estos cristianos hacen plantearse a quienes contemplan sus vidas interrogantes irresistibles ¿Por qué son así? ¿Qué es eso que los inspiran? ¿Por qué están con nosotros? Ese testimonio constituye de por sí–ha añadido- una proclamación silenciosa, pero a la vez clara y eficaz de la Buena Nueva”.

“Las persecuciones no son solo una realidad del pasado”

Aludiendo al papa Francisco, el cardenal ha recordado que “el Señor no nos manda a una situación cómoda y fácil, nos lo recuerdan nuestros mártires. Vivir como cristiano puede ser una cosa mal vista, sospechosa, ridiculizada, y las persecuciones no son solo una realidad del pasado, hoy también la sufrimos”, ha subrayado.

La presentación de los mártires ha corrido a cargo del arzobispo de Sevilla, monseñor Saiz Meneses, y el postulador general de los Santos de la Orden de los Dominicos. Entre los participantes en esta ceremonia destacan el arzobispo de Burgos; los obispos de Almería, Canarias, Guadix, León, Palencia y el auxiliar de Madrid; el maestro general de la Orden de Predicadores; el prior provincial de los dominicos de la Provincia de Hispania y el presidente de CONFER España.