España

La imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados termina su recorrido tras 2.800 kilómetros en «Maremóvil»

La imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados concluye este viernes su recorrido por la diócesis de Valencia después de haber visitado más de un centenar de localidades a bordo de su «Maremóvil», que ha realizado en diez días cerca de 2.800 kilómetros.

Así, desde que se inició esta iniciativa el lunes 17 de mayo, y que ha desarrollado de lunes a viernes durante estas dos semanas, la imagen Peregrina se ha acercado a hospitales, residencias de personas mayores, centros de salud, centros de día, numerosas parroquias y colegios, ha indicado el Arzobispado en un comunicado.

En estos diez días, la imagen de la Mare de Déu se ha acercado hasta los extremos del territorio que comprende la diócesis, desde el Rincón de Ademuz y Utiel hasta la costa de algunas localidades alicantinas pertenecientes a la diócesis valentina, entre ellas Jávea, Benisa, La Vall de Laguar o Denia. Igualmente, el trayecto ha incluido algunas poblaciones que han recibido por primera vez la visita de la Virgen, como Alcoi.

Este viernes, el «Maremóvil» ha estado en Cullera, Albalat de la Ribera, Algemesí, Alginet y Alcásser y esta tarde finalizará su itinerario que ha discurrido en este tiempo sin paradas y sin conocer previamente la ruta como medida preventiva ante la pandemia.

De la visita de hoy destaca la panorámica de la Virgen peregrina junto al Santuario de la Virgen del Castillo de Cullera en lo alto de la montaña así como su paso por la Basílica de San Jaime Apóstol de Algemesí cuyas fiestas en honor a la Virgen de la Salud son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Asimismo, en Algemesí, la Patrona ha visitado la residencia de mayores San Vicente Ferrer que han aplaudido a la Virgen y la residencia de personas con diversidad funcional «Solidaritat». Además, ha pasado por el Museo de la Fiesta de la Virgen de la Salud. Ayer por la tarde, estuvo en Xeresa, Xeraco, Tavernes de la Valldigna y Favara.

La iniciativa surgió tras la «buena acogida» del paso del «Maremóvil» la semana del 3 al 7 de mayo por localidades del área metropolitana de València, y el pasado 9 de mayo, por calles de Valencia capital, en el día de la fiesta de la Virgen.