Córdoba, ⭐ Portada

La lluvia obliga a suspender el regreso de la Sentencia a San Nicolás

La Hermandad de la Sentencia ha vuelto a demostrar a la Córdoba cofrade la incuestionable pujanza de una corporación que hace años se ha convertido en una de las más potentes de la ciudad y en indiscutible referencia para cualquier cofradía que tenga la intención de crecer, merced al trabajo bien hecho de sus dirigentes, que han sabido consolidar un proyecto iniciado en tiempos pretéritos asentado en sólidos cimientos e ideas claras, huyendo de los bandazos estéticos tan comunes en la ciudad de San Rafael.

Una fortaleza evidenciada por el nutrido cortejo que ha acompañado a su titular cristifero camino de la Santa Iglesia Catedral para presidir el Vía Crucis de las Hermandades cordobesas y en el aura de seriedad y elegancia que siempre acompaña el devenir de esta cofradía en todas sus manifestaciones externas, en las que el cuidado del detalle se ha convertido en seña de identidad.

Para esta cita histórica, cuya papeleta de sitio ha sido realizada por la joven artista cordobesa Carmen Isabel Bernal Humanes, el Señor de la Sentencia, que ha llevado a sus pies un ramo de flores ofrendado por la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de la Victoria de León -formación musical que acompaña al paso de Misterio de la cofradía el Lunes Santo- y ha lucido un broche regalado por un grupo de hermanos, ha sido trasladado a la Santa Iglesia Catedral entronizado en las andas de plata de Nuestro Padre Jesús Nazareno de La Rambla.

Curiosamente no es la primera vez que esta pieza es utilizada en el Vía Crucis de las hermandades cordobesas que organiza cada año la Agrupación de Cofradías de la capital ya que entronizado en ellas presidió el Vía Crucis de las Hermandades de 2009 Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Santa Faz. El acompañamiento musical para tan especial día ha corrido a cargo de la Capilla Musical María Auxiliadora junto a las voces de la Escolanía de Sevilla lo que ha propiciado un conjunto estético insuperable.  

Las andas, que fueron realizadas en el Taller de Ángulo, de Lucena, fueron las utilizadas para portar cada Semana Santa a la imagen de Juan de Mesa hasta principios de los noventa del siglo pasado, en concreto 1992, cuando la cofradía rambleña adquirió el paso actual, obra de Guzmán Bejarano. La parihuela, que destaca, entre otras cosas, por su gran tamaño, es portada a hombros. La peana y el canasto de esta pieza están realizados en alpaca plateada. 

El cortejo, que se ha puesto en la calle poco antes de las 17:20, y ha estado, en todo momento, arropado por un numeroso público que ha querido ser participe con su presencia de una jornada histórica para la cofradía de San Nicolás, ha recorrido, rumbo al templo mayor de la diócesis, un itinerario que ha transitado por las calles San Felipe, Plaza Ramón y Cajal, Tesoro, Plaza de la Trinidad, Lope de Hoces, Tejón y Marín, Almanzor, Romero, Deanes, Judería, Cardenal Herrero, Magistral González Francés, Puerta de Santa Catalina, Patio de los Naranjos y Catedral, lugar al que ha llegado poco antes de las 7 de la tarde. 

Durante el rezo del Vía Crucis, que ha adolecido del inevitable tedio que cada año acompaña a un culto caduco y despojado de cualquier interés -en el que ha estado ausente el obispo de Córdoba-, la Corporación del Lunes Santo anunciaba un recorte del itinerario de regreso a su sede canónica merced al clima desapacible en el que tornó la tarde, es la que incluso hizo acto de presencia una inquietante llovizna que pese a la ausencia de viento, aconsejó a parte del público a refugiarse en casa en previsión de males mayores. 

La llovizna se convirtió en auténtica lluvia mientras el Señor recorría las naves catedralicias, sembrando la duda de qué ocurriría con el camino de retorno a casa. Duda que termino convirtiéndose en certeza cuando la Junta de Gobierno de la corporación decidió a las 21 horas suspender el traslado de regreso a San Nicolás a causa de la presencia del líquido elemento. Un desenlace que pese a empañar el último tramo del acontecimiento, no ha conseguido difuminar el dulce regusto que ha dejado tras de sí la Hermandad camino de la Catedral propiciando numerosas escenas para el recuerdo que atesorar en la memoria colectiva de toda la Córdoba cofrade. Cabe destacar que la hermandad ha anunciado que ante la  metereología inestable, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia se trasladará de manera íntima y privada este domingo para presidir el Altar del Quinario en la Parroquia  de San Nicolás que comenzará el martes. 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen