Córdoba, ⭐ Portada

La Misericordia presentará el manto restaurado de la Virgen de las Lágrimas el 13 de marzo

La Hermandad de la Misericordia ha marcado en rojo en su calendario dos citas relacionadas con el magnífico manto procesional de Nuestra Señora de las Lágrimas en su desamparo, cuya restauración ha sido culminada para recuperar todo el esplendor de la pieza. La primera de ellas tendrá lugar el próximo 13 de marzo, en la Basílica de San Pedro, con la presentación de la pieza. Será a las 12:30 y a su conclusión se celebrará una mesa redonda bajo el título “El manto de Nuestra Señora de las Lágrimas en su desamparo y los diseños de Rafael Díaz Peno”.

Poco más de una semana después, el Domingo 21, el templo acogerá, a las 12 horas, la bendición de la pieza, en una jornada muy especial que comenzará a las 11 horas con la veneración a la Virgen y tendrá un punto álgido media hora más tarde con la presentación de niños y jóvenes y la ofrenda floral a la dolorosa de San Pedro. Todas estas citas previstas están sometidas a la que las circunstancias del momento lo permitan.

El trabajo ha sido realizado por el taller malagueño de Bordados Juan Rosén, S.C., que presentó el proyecto que fue aprobado. Una restauración que obedece al siguiente diseño, que «respeta escrupulosamente el diseño original y añade algunos pequeños detalles que lo completan y enriquecen».

Tal y como ha explicado la corporación de San Pedro en su último boletín cuaresmal, en la inspección previa se detectaron manchas que afectaban al color y que eran debidas a causas como el humo de la candelería, la cera o la humedad. A ello había que añadir el oscurecimiento debido al polvo y al paso del tiempo.

Los bordados, en general, no presentaba un estado especialmente preocupante por lo que lo más relevante que hubo que hacer con ellos fue someterlos a un proceso de limpieza hasta donde fue posible. Al analizarse el dibujo de los bordados se apreciaron pequeños elementos sin terminar que eran partes de flores o otros motivos vegetales cuyas hojas o tallos se bordaron.

El proceso de restauración -prosigue el texto difundido por la Hermandad- comenzó con el trazado y dibujos de los bordados en papel a tamaño natural que posteriormente fueron completados, siguiendo su estilo original, con las piezas que faltaban. Todo ello bajo la premisa de que el manto sufriera la menor modificación posible, acondicionando lo que le falta que es la unión entre todos los bordados porque todo eran plantillas sueltas. Los bordados originales fueron recortados y limpiados con todo cuidado antes de ser pasados a un nuevo terciopelo, adquirido por la Hermandad.

El manto de Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo conserva el terciopelo original que fue estrenado en 1950 coincidiendo con la primera salida procesional en la cofradía de la dolorosa de San Pedro. Como curiosidad, en su bordado, realizado bajo diseño de Rafael Díaz Peno y que se culminó en 1953, participaron dos bordadoras que realizaban labores para las Madres Adoratrices de la Sierra, que vivían en Ciudad Jardín, en concreto en la calle Previsión. Es importante subrayar que, pese a que la pieza ha sido objeto de diversas limpiezas a lo largo de los años, no había sido restaurado en profundidad nunca por lo que una intervención de estas características se antojaba más que necesaria.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup