Córdoba, Portada

La negativa de Vox Córdoba al presupuesto municipal podría costarle 60.000€ a las cofradías

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Córdoba, Paula Badanelli, ha adelantado este miércoles que su grupo no apoyará el presupuesto para la ciudad elaborado por el equipo de gobierno del Partido Popular y Ciudadanos, a la vez que ha abogado por prorrogar las cuentas actuales y trabajar en «un proyecto serio para 2022 con Vox». Una negativa que podría tener un grave perjuicio para las cofradías cordobesas si se traduce en el rechazo del presupuesto con la consiguiente prórroga del anterior. Conviene recordar que hace una semana incidíamos en el hecho de que el presupuesto presentado por el equipo de gobierno municipal, que preside José María Bellido, incluye un importante incremento de la partida destinada a la Obra social de la Agrupación de Cofradías. En concreto la partida se cuadriplica, pasando de 20.000€ a 80.000€.

Un sustancial aumento de 60.000 € (diez millones de las antiguas pesetas) que ahora se encuentra en entredicho merced a esta negativa y que, al mismo tiempo certifica, con hechos y no entelequias ni palabras huecas, la especial sensibilidad del gobierno de la ciudad con la dimensión solidaria que desarrollan las distintas corporaciones que conforman la Córdoba cofrade y que se suman a la partida del convenio directo con la Agrupación de hermandades y cofradías que asciende a 300.000€ y que fue objeto de otro importante incremento en 2020 respecto al presupuesto anterior.

Está por ver si la negativa de Vox a aprobar los presupuestos hace perder a las cofradías 60.000 € que, si se certifica, implicaría que su obtención dependa –ironías del destino- de un hipotético apoyo por parte de algún partido de izquierdas, como el PSOE. Como está por ver cómo explica Vox a sus votantes cofrades la pérdida de esta importante cifra destinada a obra social en un momento especialmente delicado para las arcas de las hermandades cordobesas y los bolsillos de miles de ciudadanos destinatarios de la obra social de las hermandades.

En la rueda de prensa convocada al efecto, junto al concejal de Vox, Rafael Saco, la portavoz ha declarado que «el problema no es Vox, sino este gobierno absolutamente ineficaz, que demuestra su incapacidad de gestión». «Chantajes y miedo, ni uno», ha enfatizado, para declarar que «Vox no apoyará este presupuesto porque no es la solución para la ciudad, sino el problema», al tiempo que ha criticado que no reciban llamadas del gobierno local para negociar.

En este sentido, ha comentado que le parece «bien» que el delegado de Hacienda, Salvador Fuentes (PP), «empiece a negociar con el resto de grupos», si bien ha manifestado que «hay que tener poca seriedad para que en el mes de abril sin un presupuesto aprobado insinuar que algunos de los problemas de la ciudad van a ser por culpa de dos concejales de 29, por no ser capaces de apoyar el presupuesto», que ha calificado de «malo para la ciudad».

Así, ha pedido al alcalde, José María Bellido (PP), que «rectifique» y «ponga orden en el gobierno», a la vez que ha defendido que «no va a pasar nada por que el presupuesto entre en vigor en julio», dado que «se pueden hacer las modificaciones presupuestarias necesarias para que los temas importantes salgan adelante, no cinco millones de euros para Participación, tres millones para Mayores y 2,5 millones para publicidad», entre otras cifras citadas.

«Vox es de fiar, pero no somos fáciles, porque exigimos», ha justificado Badanelli, quien ha abundando que «no va a haber más cheques en blanco». Además, ha dicho que «el manoseo de la base logística del Ejército de Tierra por todos los partidos, excepto Vox, es repugnante y peligroso», a lo que ha apostillado que «el que ose usar la base como arma arrojadiza lo pagará en donde más le duele a los partidos tradicionales, en las urnas», subrayando que «Vox va a estar siempre al lado de cualquier planteamiento que haya que hacer en pro de la base y nunca entraremos en debates estériles». Asimismo, ha señalado que su grupo se abstuvo en el acuerdo de remanentes, «pero parece que ahora el gobierno se plantea dar ayudas directas» a los sectores afectados de la Judería, cuando Vox lo propuso hace seis meses. «¿Por qué no escuchan a Vox?», ha cuestionado su portavoz, asegurando que «parece que la ciudad está abandonada», y ha preguntado «a qué se dedica Bellido».

Cabe subrayar que en conjunto, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Córdoba ha propuesto incrementar en un 13,27% el presupuesto respecto al pasado año, hasta situarse por encima de los 342 millones, de euros, cifra que se eleva hasta los 462 millones de euros en lo que se refiere al conjunto de empresas y organismos autónomos -54 millones más que el ejercicio pasado-. Este marco presupuestario demuestra, en opinión del equipo de gobierno, el esfuerzo del consistorio por hacer frente a las necesidades reales de la sociedad cordobesa, impulsar los proyectos pendientes para impulsar la reactivación “de la actividad económica» y extender el manto social a quienes más lo necesiten. Las cuentas contemplan, además, un incremento muy significativo e histórico de las inversiones que supera los 31 millones de euros.