Almería, Andalucía, Cádiz, Córdoba, El Rocío, España, Granada, Huelva, Jaén, Jerez, Málaga, Portada, Sevilla

La «Plataforma Nacional Pro Mundo Cofrade» solicita cancelar las procesiones de Semana Santa y El Rocío

La plataforma nacional Desde la citada Plataforma Nacional Pro Mundo cofrade ha emitido un comunicado público en el que solicita la «cancelación de las salidas procesionales de Hermandades y Cofradías y que el culto a las Imágenes se realice de forma diferente y sobre todo eliminando las aglomeraciones». En concreto propone que «los Pasos y Tronos queden expuestos en las entradas a los templos durante toda la semana Santa, se realicen misas y todo tipos de actos pero sin que los Pasos sean portados por costaleros ni se realicen ensayos, carrera oficial ni nada similar, lo cual pondría en riesgo la salud de miles de costaleros y millones de personas. La medida propuesta permitiría dar culto a las Imágenes pero con una enorme dispersión de público lo que garantizará la eliminación de aglomeraciones masivas».

También propone que «la Feria no se realice en zonas concretas sino que se extiendan a lo largo y ancho de toda la ciudad, lo que beneficiaría a bares y restaurantes de toda la vida y se podrían montar casetas para hermandades y otras instituciones sin el uso de toldos para evitar espacios cerrados y llenos de personas». El comunicado afirma que «en ciudades como Málaga se celebra así la Feria y goza de gran éxito».

La nota subraya que «las cifras de contagiados y fallecidos por Covid y el actual colapso generalizado de hospitales y centros de salud nos indican claramente, que ahora estamos pagando todas las aglomeraciones que hemos vivido en la calle y en nuestras casas festejando las Navidades».

El texto se pregunta «¿que hacemos con lo que se nos viene encima en poco tiempo?. Hablamos de Carnavales, Semana Santa, Ferias e incluso el propio Rocío», e indica que «si la curva de afectados y fallecidos baja en las próximas semanas, será porque se han reducido las aglomeraciones. Pero ¿que sucederá si volvemos a las andadas y a los comportamientos que hemos tenido en las pasadas Navidades?»

Los responsables de la plataforma están convencido que «de realizarse las celebraciones de la Semana Santa y la Feria tal y como se hacía en el pasado, las cifras de contagiados y fallecidos que afrontaremos semanas después serán terribles, a no ser que el virus desaparezca de golpe, cosa que consideran los científicos bastante improbable».

La nota añade que «si las Navidades generan grandes aglomeraciones en las calles, la Semana Santa y la Feria, multiplican el número de personas en esas aglomeraciones. Hablamos de que la Semana Santa pone en las calles a cerca de 20 millones de personas cada día, durante muchas horas y durante más de una semana y en enormes aglomeraciones. Es la mayor manifestación pública y la que congrega a más personas en la calle durante más días y su celebración podría causar una situación terrible para la salud de todos».

«Entendemos -alade la nota- que detrás de la Semana Santa existe toda una industria que da trabajo a muchas familias pero existen muchas posibles soluciones para que esa industria pueda seguir sobreviviendo. Es cuestión de ponerle ingenio, reinventarse y por supuesto que las instituciones públicas gubernamentales y la sociedad los apoye».

Y añade que «el perjuicio económico para las Hermandades y para la protección de su patrimonio y para que puedan continuar su enorme labor social tampoco es insolucionable. Se pueden adoptar medidas, innovaciones y agudizar el ingenio para que se puedan obtener ingresos económicos por otras vías, incluso hasta mayores que los actuales».

El comunicado subraya que «la ocupación hotelera y los bares y restaurantes seguirán funcionando ya que la gente viajará o consumirá, aunque en menor medida, pero nuevamente apelamos a la creatividad e ingenio de éstos profesionales de la hostelería para que puedan aumentar sus ingresos y no es tarea imposible lograrlo».

«Entendemos perfectamente lo que es el sentir cofrade -prosigue- y el deseo de realizar culto y demostración de Fe en las calles, somos cofrade e incluso empresarios cofrades y nos duele que no se salga a las calles a rendir culto a las Sagradas Imágenes, pero creemos que los cofrades debemos dar una lección de madurez y de responsabilidad y que no quede en nuestra conciencia que la celebración de las estaciones penitenciales, fortalezcan al covid y aumenten exponencialmente los contagiados y las muertes de miles de personas».

Además exhorta a que «aprendamos de lo que la sociedad está cosechando por nuestro comportamiento las pasadas Navidades y no seamos responsables morales de que vuelva a producirse una subida llena de enfermedad dolor y muertes. Pedimos al Mundo Cofrade que todos juntos demos un nuevo e inmenso ejemplo de humildad y sobre todo de responsabilidad social».

El comunicado continua proponiendo «que pidamos a las Instituciones Gubernamentales y a las Eclesiásticas, la cancelación de la Semana Santa como la teníamos conceptualizada y realicemos y creemos una nueva forma de entender y vivir la Semana Santa, donde no exista lugar al enfrentamiento entre cofrades y mucho menos con figuras Jerárquicas de la Iglesia».

«No olvidemos -añade- que las Hermandades somos Instituciones que tenemos parte de nuestro sentido en la pertenencia a la Iglesia, a la obediencia y respeto a la jerarquía eclesiástica y por supuesto a trabajar por fortalecer nuestra Fe y en difundirla a los que no la conocen».

La plataforma «considera que mientras el covid exista, se puede diseñar una Semana Santa sin carrera oficial, donde se expongan los Pasos de forma estática en las puertas de las Iglesias durante todos los días de la semana, se celebren misas al aire libre si el tiempo lo permite y una infinidad de actividades adicionales que sirvan para mostrar el respeto a los sagrados titulares, que al fin y al cabo es lo importante».

«Si los costaleros o hermanos de túnica o fieles no pueden disfrutar una salida profesional -añade- recemos aún con más fuerza, pero nos atrevemos a proponer que no caigamos en el error de caer en la comparación con otros sectores como los clubes de fútbol o similares. Creemos que el Mundo Cofrade tiene la oportunidad de enviar un potente mensaje de responsabilidad social antepuesta a pasiones, deseos y sentimientos».

«Si tuviéramos durante al menos siete dias a todos los Pasos en las puertas de las Iglesias en forma estática lograríamos que la dispersión de las personas fuera enorme y se reducirían drásticamente las aglomeraciones que se producirían en una Semana Santa celebrada de forma tradicional», explica la plataforma.

Y añade que «los ingresos económicos provinientes de Palcos no se perderían. Nuevamente el ingenio cofrade puede poner en funcionamiento diferentes accciones que generarían ingresos superiores a los de los palcos».

Respecto a los medios de comunicación cofrade, el texto asegura que «no deben temer por sus ingresos publicitarios ya que la audiencia la tendrían garantizada. Es cierto que deberían cambiar sus formatos de contenidos y adaptarlos a la situación y sobre todo tirar de hemeroteca de vídeos de años anteriores. Seguramente todo esto les daría una mayor audiencia».

Además enfatiza que «una ciudad como Jerez de la Frontera puede contar con unos 5000 costaleros como mínimo. En breve comenzarán los ensayos y es un hecho científico que las pruebas de antígenos tienen una fiabilidad muy baja, inferior al 60 por ciento. Los falsos negativos proliferan y un solo costalero, con la carga viral baja, al que la prueba de antígenos le de un falso negativo, podrán contagiar en segundos a todos sus compañeros de trabajadera por muy pocos faldones que se usen».

Y asegura que «las bandas musicales tampoco deberían ver peligrar su actividad ya que se podrían implementar una serie de acciones para garantizar su presencia y participación en los cultos que se celebrarán en las puertas de las Iglesias».

«Solicitamos a las Autoridades Gubernamentales y Eclesiásticas que no les tiemble el pulso a la hora de tomar decisiones», indica, al tiempo que pide «escuchar la opinión sin contaminar de eminencias científicas y sus previsiones. Esperamos que intereses políticos no se antepongan al bien mayor que es la salud».

«Sabemos de la posible cercanía de elecciones en Andalucía y esperamos que ese factor no influya a nuestros dirigentes políticos si tienen que tomar una medida que puede considerarse inicialmente impopular» -indica- , pero que puede ser un ejercicio de liderazgo y de generosidad política que seguramente los electores tendrán en cuenta también a la hora de elegir al político más íntegro».

La nota expresa el convencimiento de que «no se trata sobre si salen las Hermandades o no. No se trata de extremos sino de encontrar un equilibrio en la forma de celebrar la Semana Santa. Algunas cosas deberán ser evitadas como el movimiento de Pasos por las calles usando costaleros, pero con íngenio otras muchas cosas se pueden organizar y que sirvan de alimento espiritual al alma durante los días de Semana Santa. Creemos que la Semana Santa Cofrade no podrá convertirse jamás en una mera expresión folklórica, para eso ya existen otras cosas».

La nota manifiesta la creencia «de no cambiar radicalmente la situación de alerta sanitaria grave y desaparezca el virus, los cristianos cofrades debemos actuar con la máxima responsabilidad y el Amor que el Señor nos enseñó e invitamos a todos a que no antepongamos nuestra satisfacción personal cofrade a la salud y la vida de familiares, amigos, jóvenes, adultos y ancianos».

Por último hace un respetuoso llamamiento «a los Hermanos Mayores y los miembros de sus Juntas de Gobierno, así como al Presidente de la Unión de Hermandades y su Consejo. Todos ustedes tienen en sus manos los destinos de sus Hermandades, en comunión con sus párrocos y el Sr. Obispo. Sabemos que lo que les pedimos es duro pero los invitamos a que se pregúnten si quieren cargar en sus conciencias con la salud afectada de sus propios hermanos costaleros o la de sus familiares, amigos y población en general».

«Aquellos que opten por la vía contraria les transmitimos desde el respeto nuestra tristeza y rezaremos para que el Señor ponga en sus corazones la mayor de las capacidades de discernimiento a la altura de la situación existente y la responsabilidad social que tienen con la sociedad», concluye la nota