Galerias, Sevilla, Varios

La sobrecogedora procesión claustral del Cristo del Buen Fin de Alcalá del Río

La Pro-Hermandad del Cristo del Buen fin de la ribereña localidad sevillana de Alcalá del Río, celebró el anual Vía Crucis claustral por las naves del templo. Tras la misa dio comienzo el acto en la Iglesia de Santa María de la Asunción de dicha localidad.

El acto fue sobrecogedor, recogido, íntimo de una Asociación de Fieles que mantiene este traslado claustral, años a años en una de las estampas clásicas de la cuaresma Ilipense. El crucificado del Buen fin recorrió las naves del templo, sin andas, sus hermanos y fieles lo sentían cerca, lo agarraban por la Cruz, mientras se rezaba el ejercicio de Vía Crucis, para honra y gloria de Jesús Crucificado.

Apenas quince minutos sirvieron para renovar la fe a unas de las tallas antiguas de la Semana Santa Ilipense. Llegó al presbiterio, y los hermanos y fieles lo despidieron besando sus pies, antes de ser entronizado en su altar. Literalmente, Vía Crucis significa “camino de la cruz” y se representa mediante 15 imágenes de la Pasión que se llaman “estaciones”. Al rezarlo recordamos y vivimos con amor y agradecimiento la pasión de Jesús.