Sevilla

La Soledad de Benacazón proyecta un paso de ensueño para el Santo Entierro

La Hermandad de la Soledad del sevillano municipio de Benacazón se ha embarcado en un importantísimo proyecto que vendrá a engrandecer de sobremanera el patrimonio de la corporación.

En la tarde de ayer se llevó a cabo la firma del contrato de ejecución del nuevo paso procesional para el Santísimo Cristo Yacente de la Hermandad de la Soledad. Un proyecto diseñado por Javier Sánchez de los Reyes y que será tallado por Oscar Caballero Labrado.

El anhelo de toda la Hermandad de ver al Señor en un nuevo paso procesional comienza a hacerse realidad tras la tarde de ayer. El próximo Viernes Santo, Dios mediante, será el último en el que veremos al Señor en el paso que le tallara Guzmán Bejarano en estilo neogótico, estrenándose la primera fase de carpintería y talla del nuevo paso para la Semana Santa de 2023. Un proyecto ambicioso y en el que, desde primera hora, han tomado parte los mejores artistas del panorama cofradiero sevillano.

El diseño del paso, que ya fue presentado a los hermanos en el mes de octubre, es de estilo barroco, mesurado y clásico, al estilo del siglo XVII. Se ha buscado cierta sobriedad, acorde con el pasaje evangélico representado, de ahí que el respiradero tenga ciertos tramos rectos y predomine la horizontalidad propia de una urna, la cual se ha diseñado muy diáfana, con poca masa de madera y de talla, la justa y necesaria. Va asentada sobre una peana rectangular con cuatro volutas y una manzana central, apoyada sobre un plinto, sobre el que se sitúan en sus esquinas, pero levemente girados hacia el costero del paso, los cuatro evangelistas, notarios y fedatarios de lo que se narra en el paso.

En los candelabros se ha intentado huir del prototipo recurrente y típico de las roscas, buscando algo más personal y de aspecto más propio para el pasaje de Cristo en el sepulcro. También se ha buscado una alta concentración de luz; que el paso, una vez encendido, lleve luz por todas partes, rodeando la urna. Los de la esquina tienen 8 brazos cada uno, más un farol en su centro, de orfebrería, de planta cuadrada, rematado por un pequeño arcángel lloroso. En los laterales lleva otros de 7 luces, y en el frente y trasera otros de 5 luces cada uno.

El programa iconográfico, por su parte, es de fácil lectura, sin excesivas complicaciones no entendibles por los fieles. Se basa en los momentos o escenas previas al momento representado por la imagen Titular, que van en el respiradero, y las inmediatamente posteriores, es decir, las escenas pascuales que se
inician con la Resurrección de Cristo, Titular también de la Hermandad, estando estas situadas en la canastilla.

Las escenas serían las siguientes: en el respiradero, Cristo es clavado en la cruz; Cristo crucificado en compañía de los ladrones y con su Madre, San Juan y el resto de personajes como testigos; Cristo expira en la cruz y Cristo es descendido de la cruz y llevado al sepulcro. En la canastilla: La Resurrección de Cristo, Noli me tangere: encuentro de Cristo Resucitado con la Magdalena; La duda de Santo Tomás; Cristo se aparece en el lago Tiberíades y La Ascensión de Cristo.

En las esquinas del respiradero, y haciendo un guiño al paso actual, van situados medallones con atributos de la Pasión: corona de espinas y clavos; cruz con escaleras y sudario; columna y flagelos; y paño de la Verónica, gallo, lanza y esponja. Completan el programa los cuatro evangelistas, como ya hemos anotado anteriormente, y la figura de la Fe rematando la urna, al mismo modo que hoy lo hace.

De esta forma, la Hermandad se embarca en un nuevo e ilusionante proyecto para el que, como siempre, será imprescindible la ayuda de todos los hermanos y hermanas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup