Sevilla, ⭐ Portada

La Vera+Cruz de Guadalcanal estrena una diadema para su dolorosa

La obra ha sido labrada por el excelente orfebre José Ismael Moya Bos

La Hermandad de la Vera+Cruz de Guadalcanal ha presentado una nueva diadema para María Santísima de la Cruz.

Dicha pieza ha sido realizada por el magnífico orfebre linense afincado en Dos Hermanas José Ismael Moya Bos, gracias a la gentileza de un grupo de hermanos que ha obsequiado con este portentoso elemento patrimonial a la Imagen Mariana con motivo del LXXV Aniversario de su Bendición.

La nueva diadema es una pieza de estilo neobarroco, asentada con una moldura semicircular, curvilínea. Ornamentada por un emperlado, bordón de laurel, símbolo de triunfo y victoria de la Santísima Virgen. La moldura tiene una cuerda que sube hacia la ornamentación de la diadema dividiéndola en dos partes.

La zona inferior tiene una ornamentación de hojarascas de acanto y motivos florales, de la cual prenden tres cartelas en plata, para destacar en el baño de oro de la pieza, con diferentes motivos vinculados con nuestra Hermandad.

El centro de la obra se compone de un corazón doloroso de la Santísima Virgen, traspasado por los siete puñales, en cuyo centro está labrado el escudo de nuestra Hermandad. En la cartela izquierda figura el escudo de la villa de Guadalcanal y en la derecha la columna de plata del Santísimo Cristo Amarrado.

La zona superior contiene un conjunto de fornituras arquitectónicas cóncavas ornamentadas, que conforman la base de la ráfaga.

La ráfaga está compuesta por rayos de espejo, flamígeros y puntas de diamante. En el hueco de las fornituras aparecen unas guirnaldas de flores, representando así la flora natural de la Sierra Norte de Sevilla.

La ráfaga la dividen 12 llamaradas de fuego, representando así la venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles y la Santísima Virgen en la fiesta de Pentecostés. Está rematados por doce estrellas, que coronan a la Santísima Virgen tal como la describe el Apocalipsis de San Juan.

El centro de la ráfaga muestra el orbe como símbolo del dominio de Cristo en la Cruz sobre el mundo. Se puede apreciar además el escudo de la caridad, tan importante en este tiempo de crisis que asola al mundo, que da paso a una cruz barroca sencilla, enriquecida con piedras preciosas de color verde.

La estupenda obra de orfebrería del artista José Ismael Moya fue presentada a los hermanos y devotos durante la Función Principal de Instituto de la corporación.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup