Portada, Sevilla

La Virgen de la Cabeza de las Siete Palabras ocupa su lugar original en San Vicente

La Junta de Gobierno de la Hermandad de las Siete Palabras ha decidido, tras un alcanzar un acuerdo en Cabildo de Oficiales y con el visto bueno del párroco de San Vicente, Carlos Coloma Ruiz, colocar la imagen de la Virgen de la Cabeza Dolorosa en el lugar que ocupó originalmente, la hornacina situada en el lado derecho del Santísimo Cristo de las Siete Palabras, titular de la hermandad que da nombre a dicha capilla.

La imagen del Sagrado Corazón de Jesús, obra de Emilio Pizarro, ocupará a partir de ahora el lugar que ocupaba la dolorosa de la Cabeza en la Capilla Sacramental, de estilo rococó, de la Parroquia de San Vicente. De igual forma el lugar que ocupaba la imagen de Pizarro, será el que ocupe a partir de ahora la titular de la Hermandad del Miércoles Santo.

La Virgen de la Cabeza es obra de D. Emilio Pizarro hecha en el siglo XIX y posteriormente restaurarada por el escultor D. Manuel Escamilla. La imagen en sus inicios iba a formar parte de uno de los ángeles de la alegoría del Sagrado Corazón, pero finalmente no llegó ni a bendecirse ni a utilizarse. Uno de los dos ángeles fue utilizado como Virgen María para el portal de Belén de la parroquia de San Vicente durante mediados del siglo XX. Dicho ángel pasó a ser poco después la actual Virgen de la Cabeza, talla que fue bendecida el 30 de diciembre de 1956 por el arzobispo de Sevilla, José María Bueno Monreal.