Sevilla, ⭐ Portada, 📷 Galerias

La Virgen de la Encarnación trae la primavera a la Navidad

El milagro de que a puertas de la Navidad se hizo primavera en la calzá ocurrió a las seis de la tarde de este viernes 13 de diciembre. Un considerable cortejo acompañaba a la Dolorosa de la calle Oriente que bajo un fuerte cielo azul que anunciaba la noche, salía hacia la Catedral para celebrar el XXV Aniversario de su Coronación Canónica.

En el barrio de La Calzá la corporación del Martes Santo demostró toda su esencia. Con un compás muy relejado se iba gustando metro a metro a los sones de las distintas marchas dedicadas a la Hermandad. ‘Encarnación Coronada’, el estreno de ’25 Aniversario Encarnación’, ‘Encarnación’ de Gándara, ‘Encarnación de la Calzá’ o ‘Cristo de la Presentación’.

En la Puerta de Carmona una gran bulla delante de la Virgen de la Encarnación recibía una fuerte petalá con sones macarenos. Fue en el momento en que se rompió el llamador del palio. El paso estuvo unos minutos parados mientras arreglaron el martillo y cambiaron las patas de la parihuela tras salir la cuadrilla del Cristo de la Presentación al Pueblo.

Siguió transcurriendo por la calle Águilas el paso de la calle Oriente con un gusto exquisito. Tuvo sus notas toreras en San Esteban con las marchas ‘La Virgen de los Desamparados’ y ‘Palomita de Triana’. Mientras en la Plaza de Pilatos la Virgen se refugiaba tras los naranjos huérfanos de azahar.

Llegó a las calles céntricas del recorrido y con ellas las primeras luces de navidad que daban un toque distinto, incluso extraño en esta procesión extraordinaria. En la calle Jesús de las Tres Caídas todo el cortejo tardó en pasar 45 minutos.

La Virgen de la Encarnación siguió acercándose a la Catedral bajando la Cuesta del Bacalao a sones de ‘Macarena’ de Abel Moreno y ‘La Estrella Sublime’. Ya en Alemanes tuvo uno de los momentos más importantes del recorrido cuando la Agrupación Musical de la Encarnación interpretó varias marchas tras el palio, entre ellas ‘Encarnación Coronada’.

El palio entró a los doce menos cuarto en la Catedral. Total puntualidad para la ida de una extraordinaria que ha gustado y ha dejado la miel en los labios para seguir disfrutando de la Virgen de la Encarnación el próximo domingo. Hoy la Navidad se hizo primavera y después de 25 años la Virgen de la Encarnación volvió a llevar a Jesús en un vientre que aún no conocía el dolor de aquella presentación.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup