Málaga, ⭐ Portada

La Virgen de Málaga arrojada al suelo tiene el candelero destrozado y los dedos fracturados

La asociación de Nuestro Padre Jesús de la Salvación despojado de sus vestiduras y María Santísima de la Encarnación de la barriada de Dos Hermanas de Málaga ha sufrido un ataque sin precedentes perpetrado por unos miserables que carecen del más elemental sentido del respeto a sus semejantes. Un atentado repugnante que la corporación malagueña desvelaba este martes mediante un comunicado difundido a través de sus medios oficiales de información.

En la nota pública, la asociación ha puesto de manifiesto su pena, indignación e impotencia al tener que mostrar estas imágenes tras haber encontrado hoy la capilla de sys titulares de esta manera. Según ha explicado la corporación unos individuos han roto el cristal de la capilla, tirado a la Virgen al suelo y robado algunas de sus pertenencias, entre ellas la corona.

«Nos encontramos a la espera de la llegada de la policía científica para evaluar más daños. Seguiremos informando», ha explicado la corporación que ha puesto en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado lo ocurrido para que puedan determinar todos los detalles y encontrar a los responsables de este abominable ataque.

Conviene subrayar que la imagen ha sido revisada por el restaurador Enrique Salvo Rabasco que ha realizado un informe evaluando los daños y que acometerá una inmediata restauración de la talla. El informe detalla que la Virgen de la Encarnación sufrió una aparatosa caída al tirar de la corona para sustraérsela haciendo palanca del perno que lleva es la cabeza cuya rosca ha quedado dañada y habrá que sustituir quedando enganchada una esquirla metálica de la corona.

Estructuralmente la imagen ha sufrido daños de consideración, especialmente en el candelero que ha quedado totalmente destrozado e inutilizado en las articulaciones de los brazos que no permiten ejercer la función para la que están concebidos y dedos fracturados en ambas manos. Presenta, además, abrasiones arañazos y perdidas de policromía provocadas por la caída y al tirar de la vestimenta en zonas no accesibles de la imagen. Los deterioros observados son perfectamente solucionables quedando de nuevo la Virgen depositada en el taller para devolverle todo su esplendor.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup