Sevilla, ⭐ Portada

La Virgen del Pópulo recupera el esplendor perdido

La dolorosa de Santa María la Blanca ha sido intervenida recientemente por Francisco José Carrasco Murillo, titular de una corporación que salió por última vez en 1662, tal y como afirma Bermejo. La hermandad del Pópulo, fundada en 1598 en San Esteban, se fusiona con la del Cristo del Mandato posteriormente. Después llega a Santa María la Blanca, en 1610 originándose la hermandad del Lavatorio de Cristo y la Virgen del Pópulo.

Fusionada con la sacramental, la Virgen, al igual que el crucificado y un San Juan reciben culto en la capilla de esta, donde es habitual encontrar a los vecinos de la judería orando ante ellos. Ahora, la dolorosa regresa tras una serie de intervenciones efectuadas en su mayoría para subsanar las pérdidas de la policromía y un problema estructural hallado en la zona del cuello, detectado tras un análisis técnico por rayos X.

La imagen, de papelón, contaba además con la acumulación de suciedad por el paso del tiempo que tras la intervención ha revelado un nuevo aspecto. En cuanto a su hechura, está atribuida a Pedro Nieto, siendo el Crucificado, también de papelón, de Diego García de Santana. Efectuaba su estación de penitencia el Jueves Santo, con tres pasos: el Sagrado Lavatorio, el Cristo del Mandato y la dolorosa, bajo palio. La corporación tuvo dos intentos de reorganización, uno en los años setenta y otros a finales del pasado siglo, aunque también en el XXI un grupo de hermanos intentó sin éxito reactivarla.

Con ocasión de la restauración efectuada sobre la imagen por Francisco José Carrasco Murillo, la imagen estará expuesta los próximos 14 y 15 de septiembre a la veneración de los fieles, portando una de sus joyas más preciadas, la corona de plata labrada por Blas de Amat en el siglo XVIII, introductor de la rocalla en la orfebrería hispalense.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup