Advertisements
Córdoba, Galerias

La Virgen del Rosario volvió a visitar a sus vecinos

Como cada mes de octubre, la Virgen del Rosario ha vuelto a recorrer las calles de Electromécanicas y el Parque Azahara protagonizando la tradicional e íntima procesión que cada año lleva a la imagen letífica a las puertas de las casas de sus vecinos. Una procesión que pone el punto culminante al ciclo cultual que la Hermandad de la Conversión consagra a su titular y que ha vuelto a concitar todas las mirada del barrio.

Ntra. Señora del Rosario es la imagen que aglutina mayor devoción entre los vecinos de la barriada de Electromecánicas, ya que durante más de 60 años ha ocupado un lugar de privilegio en las vidas de todos los vecinos. Fue realizada por el escultor bilbaíno José Larrea Echániz en la década de los años 40, y da nombre al templo donde recibe culto. En los viejos álbumes fotográficos de nuestros vecinos más antiguos, se conservan fotografías en blanco y negro de la sagrada imagen procesionando por las calles del barrio, e incluso presidiendo el altar mayor de la iglesia.

En 2004, con la formación del taller cofrade que dio origen a nuestra cofradía, un grupo de feligreses propuso despertar la devoción de la Virgen, volviendo de esta forma a procesionar por las calles de la barriada con una respuesta del vecindario espectacular, contando además con la presencia de la Corporación Municipal, por entonces encabezada por Rosa Aguilar. Desde entonces, la ya conocida como ‘Reina del Barrio’ ha recibido el culto de nuestra cofradía y ha procesionado de manera ininterrumpida.

La imagen es una Madonna de talla completa, realizada en madera de cedro, que aparece sentada sobre un sitial sin respaldo, con el Niño Jesús en su regazo. De buena factura, cuenta con un notable estudio de los ropajes, además de ser una gran composición escultórica. La imagen del Niño sostiene en su mano derecha el Santo Rosario, que también es portado por su Madre. En 2009 fue restaurada por Francisco Javier López del Espino, saneando las grietas y fisuras, reforzando el sistema de anclaje, reintegrando la policromía, el dorado y el estofado de aquellas zonas donde era estrictamente necesario, y añadiendo una capa de protección final.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies