Córdoba, ⭐ Portada

Las Lágrimas del Figueroa confecciona y reparte 670 mascarillas a partir de la tela de sus túnicas

La Hermandad de las Lágrimas del Parque Figueroa ha vuelto a ser ejemplo de la cara de la solidaridad que está potenciando la alerta sanitaria, sufrida por el país, en multitud de hermandades de los cuatro puntos cardinales de la geografía cofrade, demostrando ser un bien necesario para la sociedad en los peores momentos y durante todo el año y no sólo el día de su salida procesional. Buena muestra de ello es la iniciativa emprendida por la corporación de vísperas que ha dado a conocer la puesta en marcha de grupos de ayuda para las personas que más lo necesitan de este popular barrio cordobés. 

Más llamativa incluso es la otra propuesta solidaria emprendida por la corporación, destinar la tela de las túnicas que se iban a realizar para la salida procesional que, por desgracia, no se pudo materializar el pasado Sábado de Pasión para la fabricación de mascarillas para luchar contra el COVID-19 o lo que se pueda necesitar con esa tela, dado que «lo más importante es la salud de las personas», tal y como declaraba a Gente de Paz el hermano mayor de la hermandad, Javier Pérez.

Un loable gesto, si cabe más relevante viniendo de una joven corporación que probablemente no goce del potencial económico de otras pero que, en cambio, no ha dudado en ponerse al servicio de la sociedad de la que forma parte. Una hermosa iniciativa traducida en la confección de 670 mascarillas destinadas al centro de salud Castilla del Pino, a la policía local y nacional, además de la residencia de ancianos del Parque Figueroa y a las personas que precisen de ellas de la feligresía a la que la hermandad pertenece.

Propuestas que vuelven a demostrar, una vez más, que los pequeños gestos adquieren una importancia trascendental en este momento de crisis sanitaria.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen