Advertisements
Galerias, Sevilla

Las mejores imágenes del Lunes Santo

El Lunes Santo es para saborearlo. Para inundarse en sus contrastes y acceder a una dimensión extraordinaria. Todo tiene su medida y cada cofradía se entiende empapándose de su idiosincrasia. Una idiosincrasia de barrio como la tempranera hermandad del Polígono de San Pablo que cruzaba Luis Montoto a mediodía con calor. Las mujeres del barrio acompañaban la trasera del misterio que resplandecía el oro en la estrechez de Águilas a través de unos colores paridos para recibir los pasos. La Virgen del Rosario ganaba el corazón de la ciudad con un andar que desprendía alegría y con un exorno floral que sorprendió y gustó.

El Beso de Judas salió un año más que la calle llenando Sevilla de armonía con un misterio que tiene su andar sobresaliente. Hermoso el momento en el que la Virgen del Rocío se enfrentó ante la puerta de Santa Catalina bajo una inmensa lluvia de pétalos.

Largo cortejo el que volvió a sacar la cofradía de San Gonzalo. En el Baratillo había gente que esperaba la llegada de la cruz de guía desde las siete de la tarde. Allí volvió a lucirse ante cientos de personas que se concentraron en el Arenal para saborear el lucimiento de los pasos.

Uno de los estrenos esperados en esta Semana Santa tuvo lugar este Lunes Santo con la Hermandad de las Aguas. Tras el paso de misterio se estrenaba Rosario de Cádiz que ya se estrenó en Sevilla con la Hermandad de la Sed. Buena revirá en Velázquez con la marcha Eternidad que confirmaba el acierto de tener a esta banda tras el primer paso de la cofradía de la calle Dos de Mayo. La Virgen de Guadalupe era un suspiro para todo el mundo que la contemplaba. En Puerta Triana reviró brillantemente con la marcha A Tí Manué ante la caída de la tarde que dejó una de las mejores estampas del día.

La perfección del Lunes Santo se encuentra en muchas cofradías y sin lugar a dudas está en Santa Marta. Es un privilegio ver andar al misterio, uno de los más esperados de la Semana Santa. La entrada fue un regalo para los sentidos. A oscuras las campanas de San Andrés doblaban por la muerte de un Cristo que acababa de derramar su última gota de sangre.

Las Penas de San Vicente es una de las cofradías más esperadas del Lunes Santo. Bello discurrir el del paso de Jesús de las Penas con una salida soberbia. El palio de la Virgen de los Dolores es una exquisitez que volvió a concentrar a buenos cofrades ante su paso. La Banda del Maestro Tejera es el acompañamiento perfecto para este palio que es de los mejores que se mueven en Sevilla. Sonaran marchas de la calidad de ‘Jesús Caído’ o ‘Santísimo Cristo de las Siete Palabras’.

El broche de oro lo volvió a poner la Hermandad del Museo. Es de alabar su esfuerzo para conseguir entrar a tiempo pese al retraso que padeció la jornada. La Dolorosa se paseó por Sevilla empapando a la gente de una belleza sublime. La vuelta tuvo el contraste de lo bien formada que estaba la cofradía con la policía que alzando la voz y echando a la gente que se concentraba delante del paso manchaba el romanticismo del encuentro con la Virgen más romántica de Sevilla. Su recogido en la Plaza del Museo es la recompensa de todos los cofrades que son capaces de aguantar hasta alta madrugada.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies