Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada

Los hermanos de la Estrella rechazan en Cabildo extraordinario una cuota extraordinaria para afrontar la reforma de la Capilla

Los hermanos de la Hermandad de la Estrella, reunidos en Cabildo General Extraordinario, han rechazado por 162 votos en contra, frente 152 a favor y 8 en blanco, la propuesta de la Junta de Gobierno sobre la cuota extraordinaria para contribuir a financiar las obras de reforma y ampliación de la Capilla y la casa hermandad, sede social de la hermandad. Conviene destacar que la cuota propuesta consistía en abonar 5 euros en los próximos 8 meses, lo que implicaba una cuota extraordinaria global de 40 euros y que el rechazo a la propuesta provocará que no pueda adquirirse nuevo mobiliario para las dependencias reformadas.

Precisamente hace unas horas la junta de gobierno de la corporación trianera difundía unas imágenes de su nueva sede social tras las obras acometidas en los últimos meses. Obras que se están viendo mediatizadas, en las últimas semanas toda vez que  el cumplimiento de la legalidad vigente en cada momento del estado de alarma así como las medidas de seguridad para prevenir el contagio del coronavirus han provocado la ralentización de las mismas.

La semana pasada más de 200 hermanos pudieron conocer de primera mano las obras. En la Capilla que ya se encuentra ensolada, se observa la nueva puerta que se abre al callejón así como la tienda de recuerdos, ubicada en el lugar de la escalera original de la Casa-Hermandad. Sobre el local comercial que la hermandad tiene arrendado se ubica el coro de la Capilla que, compartimentado en dos estancias, ha dado lugar también a la sala de juntas que da a la calle San Jacinto.

En la primera planta se encuentra el salón de actos, que se puede dividir en tres partes, el despacho del Hermano Mayor, el área de trabajo de Mayordomía y Secretaría, y el Archivo. A esta altura dan los dos patios que nutren de luz natural los despachos. En la segunda planta se encuentra la Priostía, dos estancias multiusos, así como el bar que se abre a la nueva terraza. Finalmente, en la última planta, se sitúa la azotea de la Casa-Hermandad, que desde la altura del campanario da lugar a magníficas vistas. Todas las plantas son plenamente accesibles con el ascensor.

Cabe recordar que en junio de 2018 el Cabildo General de la Hermandad de la Estrella, celebrado en en el Teatro de los Padres Blancos de la calle Juan Ramón Jiménez, aprobó por mayoría absoluta en primera votación la propuesta de ampliación y reforma de las dependencias presentada por la Junta de Gobierno, por un resultado inequívoco de 330 votos a favor de un total de 472 sufragios emitidos, frente a 134 en contra y 8 en blanco. El proyecto, nacido del estudio lacooperativa arquitectos, y dirigido por Manuel Heredia Martínez, responde a las necesidades tanto de culto como de vida interna planteadas por la Hermandad en los últimos años.

En cuanto a la Capilla Virgen de la Estrella el objetivo principal de la propuesta es la liberación de espacio y ampliación de la capilla existente aprovechando la unidad funcional de ambos inmuebles. Para ello se contempla la apertura de una nueva nave paralela a la actual capilla, y mediante una viga de gran canto estructural que servirá de cimbra de los arcos existentes, liberar el espacio en planta baja, conformando un espacio común, visual y funcionalmente.

El centro litúrgico de la Capilla lo protagonizará el Lignum Crucis cuyo relicario irá inserto en una pintura mural que ha proyectado el pintor malagueño Raúl Berzosa. La propuesta de intervención en el templo se completa con sendos camarines protegidos para las imágenes, un columbario a los pies del Cristo de las Penas y la creación de un coro a los pies de la nueva nave sobre el que se ubicarían los confesionarios.

Una Casa-Hermandad del siglo XXI

Como pieza vertebradora de la intervención en la casa se ha proyectado un núcleo de comunicación abierto que funcionará como “atrio” de recepción a los hermanos. Cuenta con un ascensor de alta capacidad y escalera volada. Se contempla este espacio como un lugar de exposición permanente de determinadas piezas textiles de gran valor que posees la Hermandad. Gracias a este ascensor, todas las plantas de la Casa-Hermandad, incluidas las cubiertas, serán accesibles para personas con movilidad reducida.

En la planta primera se han ubicado los espacios destinados a la administración de la hermandad, así como el salón de actos con capacidad máxima para 160 personas. Para resolver el problema de la ventilación e iluminación de los despachos interiores se han abierto patios hasta este nivel, que serán accesibles desde dichas dependencias. El salón de actos se plantea como un espacio multiusos que gracias a la modulación mediante tabiquería móvil permite disponer de mayores o menores espacios. La separación de este salón del resto de la planta se realiza mediante vitrinas de doble cara,donde podrá apreciarse el patrimonio expuesto desde ambos espacios. Esto permite una mejor iluminación de los espacios anexos, así como una concepción espacial más abierta de la planta.

En la planta segunda se distribuyen los espacios destinadas a priostía, sala de costuras, almacenaje y bar. En esta segunda planta se proyecta una terraza que permitirá a la Hermandad desarrollar muchas de sus actividades al aire libre, aprovechando las buenas condiciones de la ciudad. Finalmente se plantea una cubierta transitable con mayor capacidad que la terraza de la segunda planta en la que también podrán desarrollarse actividades al aire libre y que será plenamente accesible.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup