Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada

Los Javieres aprueba el proyecto de bambalinas y remodelación del techo de palio de Javier Sánchez de los Reyes

Los hermanos de la Hermandad de los Javieres han aprobado este miércoles, reunidos en un trascendental Cabildo General de carácter extraordinario han aprobado el proyecto de bambalinas y remodelación del techo de palio de Javier Sánchez de los Reyes. Dicho proyecto será ejecutado en el taller de Francisco Carrera «Paquili». Según ha explicado el propio Sánchez de los Reyes, la propuesta, de estilo juanmanuelino, trata de unificar y darle un estilo unitario a los enseres bordados a realce del paso: techo y manto, que siguen, cómo estilo en común el típico de Ojeda algo más reinterpretado según Dubé en el techo. por fuera las bambalinas tienen una decoración con galones mixtilíneos mezclados con decoración vegetal, rematando en su zona inferior en tres lambrequines o guardamalletas por paño, cada uno con una borla en su terminación.

Sánchez de los Reyes propugna “invertir el lenguaje ornamental que Rodríguez Ojeda utilizaba en sus palios de finales del S. XIX y principios del S. XX, en los que recurría por fuera a una decoración de temática vegetal, y en su interior a una decoración mixtilínea, con diversos galones que jugaban y se cruzaban creando formas geométricas, acompañados de alguna decoración vegetal”. Además, según ha explicado el propio Sánchez de los Reyes, se sustituirá la actual gloria del palio por otra que será bordada en oro a realce sobre terciopelo burdeos. La gloria del techo de palio se contempla sobre terciopelo de la misma calidad y color del resto del techo. Un pequeño galón que la rodea servirá para realizar el corte y delimitarla.

El motivo central de esta gloria es un corazón llameante alado y resplandeciente entre rayos, representando el amparo de la Stma. Virgen, simbología presente en el llamador del Paso, que nos parece la más representativa y parlante de la advocación de la Virgen. Ese corazón se encuentra traspasado por un puñal, vinculándolo con el carácter doloroso de la Imagen a la que alude, y rematado por corona real. Rodeándolo van los primeros versos del himno «Sub Tuum praesidium”, el más antiguo dedicado a la Virgen María, datado alrededor de los SS. III-IV de nuestra era, cuyo uso es contemplado por la liturgia romana como antífona mariana. La traducción al castellano de la secuencia incluída es la siguiente : “Bajo tu amparo nos acojemos, Santa madre de Dios»..

Más al detalle, el proyecto prevé implementar un galón a modo de pequeña moldura separa una suave crestería del resto del paño de la bambalina. El dibujo, separado por paños en esta parte exterior, se articula en torno a unos galones que van describiendo formas mixtilíneas y curvadas, de diversos grosores, acompañado de ornamentación vegetal. El interior contempla decoración exclusivamente vegetal, como una continuación del techo, con tallos que se anillan en el centro de cada paño de bambalina interior, con decoración vegetal acompañada de “caracolillos” realizados en cordoncillos.

En la parte inferior, tanto en la cara externa como interna, otro pequeño galón recto da paso a tres lóbulos por paño, a modo de “lambrequines” o “guardamalletas”, con un corte mixtilíneo también extraído de la obra de Ojeda y reelaborando y otorgando sello y personalidad propia a ideas aportadas en bambalinas de su diseño. En cada lambrequín se sitúa una pequeña guirnalda, con más desarrollo la del lambrequín central de cada paño entrevaral de bambalina, que es más ancho, y finalmente se encuentran todos rematados en una pequeña borla, que destaca entre un fleco de bellotas muy finas (las más pequeñas que se realizan) y cortas.

El paso es de estilo neobarroco, según proyecto de Antonio Dubé de Luque. El palio realizado por José Ramón Paleteiro, es de terciopelo de Lyon de color burdeos, bordado en oro, con flecos dorados borlas y cordones. El techo de palio bordado en oro fino con motivos vegetales entrelazados entre sí, estrenado en 2002. La gloria representa la imagen de la Inmaculada Concepción que es titular de la Hermandad, a la que dos ángeles presentan a San Francisco Javier, bordada en sedas de colores.

Los respiraderos obra del orfebre Ramón León se realizó entre los años 1991 a 1993. En el centro de cada uno, hay una capilla con imágenes de María, en el delantero María Inmaculada, la Gran Madre en el derecho y en el izquierdo la Reina de Todos los Santos. El frontal tiene unas pequeñas representaciones de San Ignacio y san Francisco Javier entre dos casetones, y en los laterales san Fernando y san Hermenegildo. Y se puede leer la oración del Ave María: Dios te salve María, Llena eres de gracia, el Señor está contigo y Bendita entre las mujeres.

Los varales son repujados con cuatro nudetes cada uno y descansa sobre bases circulares de madera de color negro. Fueron labrados por Luis Jiménez González en 1980. Los candelabros de cola tienen su base circular, en madera negra anclada en los quintos entrevarales. Cada uno se desarrolla en ocho puntos de luz, cuyos guardabrisas llevan unas coronitas de metal blanco. Los realizó Manuel de los Ríos en 1985. Son llamativas las bases que simulan están sostenidos por un par de costaleros.

Las jarras que se encuentran en los entrevarales fueron labradas por orfebrería Mallol y los hermanos Delgado López en 1989. Las seis jarras pequeñas que aparecen en la delantera son de 1989 y las labro Manuel de los Ríos. Actualmente la candelería cuenta con 90 candeleros realizados por Juan Borrego en Orfebrería Triana. La peana fue comprada a la Hermandad de la Amargura en 1960 fue restaurada y plateada por Dopla, se le añadió el escudo de la Hermandad. Lleva maniguetas plateadas de las que penden borlas y flecos. Los faldones son de color burdeos, y fueron confeccionados en el taller de costura de las hermanas de la corporación en 1999.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup