Sevilla

Los mejores detalles de los respiraderos del paso de la Redención

El paso de misterio de la Hermandad de la Redención ya ha llegado a la sede canónica de la corporación hispalense con el flamante estreno realizado en los talleres de los Hermanos Caballero Farfán, los nuevos respiraderos, motivo por el cual la hermandad ha difundido unas instantáneas mostrando algunos de los detalles que se incluyen en ellos, como los escudos de la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío y el Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla. Cabe recordar que hace ya algunas semanas, el respiradero frontal fue expuesto en el templo junto con la nueva insignia de Caridad bordada por Jesús Arcos y realizada por el Taller de Fernando Marmolejo.

Fue en noviembre de 2016, cuando la hermandad de la Redención aprobaba el proyecto de las nuevas piezas que suponen la culminación del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Redención que concluirán la canastilla que en 2005 realizaran los Hermanos Caballero. Para la finalización de los respiraderos y las nuevas andas la Junta de Gobierno volvía a confiar en el taller de los Hermanos Caballeros tras la presentación de su proyecto para el paso del Señor de la Redención. La canastilla combina actualmente maderas en dos tonalidades con motivos geométricos y vegetales, así como apliques de orfebrería realizados por Manuel de los Ríos e Hijos, mientras que los respiraderos datan de 1992, tallados por Francisco Bailac González, añadiendo en 1993 unas cabezas de ángeles de Miguel Ángel Pérez Fernández. En el frontal, en aplique de metal destaca el escudo de la hermandad y, en la trasera, Santiago Apóstol apareciendo en los costeros San Lucas y San Fernando respectivamente.

En 2013 se estrenaron las maniguetas realizadas por los Hermanos Caballero, en sustitución de unos apliques metálicos ovalados con figuras de santos. Otra serie de decoraciones aparecen en los respiraderos entre medallones con motivos vegetales. Un total de 16 caritas de ángeles hay talladas en la base de los respiraderos, 6 en cada costero y 2 en el frontal y trasera, siendo todas distintas. El dorado fue realizado por Miguel Santana en el año 2005. El conjunto se completa con seis candelabros de guardabrisas dorados que alumbran el paso, presentando decoración de coronilla y tallado en los guardabrisas el escudo de la corporación. Estos candelabros fueron estrenados en la Semana Santa del 2005. Los candelabros de las esquinas presentan diez brazos, mientras que los laterales siete. Un total de 64 luces con sendos codales alumbran el paso.

El proyecto, que está ejecutado por los Hermanos Caballero, sigue el diseño por la idea de Dubé de Luque, empleando para su ejecución madera de caoba. En la parte superior, se encuentra un gran moldurón tallado con agallones dónde aparecen doce cartelas en orfebrería doradas con un ovalo en su centro con relieves de la Pasión de Cristo, las esquinas serán en forma de capilla con dos columnas y una hornacina para acoger cuatro relicarios. En los centros de cada paño se observan cuatro escudos en orfebrería dorados, siendo el del frente el escudo de la Hermandad. La parte baja del respiradero rematara con una moldura tallada con agallones, con unos racimos de uvas colgantes.

Están barnizados en caoba con terminación de muñequilla. Las andas del Señor de la Redención se caracterizan por la similitud de la canastilla del paso de misterio compuesto por la canastilla, cuatro candelabros de tres luces, un moldurón y una parihuela, todo realizado en madera de cedro real de Brasil. Todo el conjunto irá barnizado en caoba y oro de plata de ley. Con la aprobación de este proyecto, se ve el resultado de la idea original que se planteó para que el paso del Señor de la Redención luzca cada Lunes Santo.