Portada, Sevilla

Los nazarenos del Lunes Santo evocan el Centenario de la jornada en los magistrales pinceles de Nuria Barrera

La artista recrea «El patrimonio más valioso de las hermandades» en esta meteórica composición

La versatilidad y capacidad de entusiasmar al espectador no tienen límites para la maravillosa pintora Nuria Barrera, que nuevamente ha sorprendido con su último trabajo: el cartel del centenario del Lunes Santo sevillano.

La obra ha sido presentada esta mañana con la presencia de los hermanos mayores del día, el presidente del Consejo de Cofradías Francisco Vélez; y la portentosa cartelista.

Fascinante Cartel del centenario del Lunes Santo, obra de Nuria Barrera.

El magnífico óleo conjuga con precisión y elegancia la esencia del Lunes Santo a través del corazón de cada hermandad, su cuerpo de nazarenos.

Por ello la obra pictórica se divide en 9 preciosos retratos de los nazarenos de la histórica jornada con distinto estandartes, insignias y hasta Titulares de las corporaciones.

Así, puede contemplarse desde la Cruz de Guía de la Hermandad de San Pablo (que abre la jornada), a la reliquia del Santo Lignum Crucis de Vera Cruz (Titular de la cofradía de origen franciscano); pasando por el Senatus de la Redención, del Simpecado de las Penas o la manigueta del palio de María Santísima de las Aguas (que cierra el día como cofradía decana).

La propia Nuria Barrera ha explicado en la presentación del cartel que «Cada obra supone un reto, una tarea a la que me entrego, dando siempre lo mejor de mí, intentando aportar siempre novedad pero sin perder mi sello».

La pintora ha agradecido a cada uno de los hermanos mayores la designación, pues ha confesado que jamás podría haber imaginado que le llegara a ella para poder acercase más «a este santo día de la semana más hermosa».
Barrera ha recordado que «El patrimonio más valioso de una Hermandad son sus Titulares, sus hermanos nazarenos, así como sus enseres»; decía la preclara artista.

«A partir de eso, añade la cartelista, he realizado esta particular cofradía, que compone este cartel. Desde la Cruz de Guía de la primera Hermandad a la manigueta del paso de palio de la última».
Seguidamente, Nuria Barrera ha descrito los detalles de este bellísimo cuadro: «La obra la forman nueve pequeñas obras realizadas al óleo sobre tabla, que forman un todo. Un nazareno de cada Hermandad en el orden por el que discurre por la Carrera Oficial forma un tramo de esta particular ‘Cofradía del Lunes Santo’, portando la que de una manera u otra sea la insignia más característica e identificativa de cada una».

Incide la autora en que «Cada Nazareno aparece además enmarcado por el nombre de los Sagrados Titulares. Todos fijados al soporte principal trabajado en óleo sobre tabla con una degradación de color desde el azul más intenso pasando por el morado al carmín».

Y finaliza su alocución la genial pintora destacando que «Esos colores nos acercan aún más a los días de la Pasión, rematándose el cartel con esa frase bordada que nos anuncia la efeméride, un siglo del Lunes Santo, cien años de un día con sabor de barrios alejados, castizos, con historia y del corazón de la ciudad».

Más allá de estas clarificadoras palabras, la creatividad y el talento de Nuria Barrera se desgranan en cada trazo de una excepcional pintura que se recordará durante muchos años no sólo por el aniversario que representa sino por la calidad técnica y el sentimiento que nace de ella.