Advertisements
Córdoba

Los podemitas de Ganemos mienten sobre la Semana Santa para ganar votos entre la extrema izquierda anticofrade

Los concejales de Ganemos Córdoba Rafael Blázquez y María Ángeles Aguilera han criticado este lunes que el Ayuntamiento de la capital haya autorizado, «por tercera vez», la instalación de palcos que «privatizan» la Semana Santa en el entorno de la Mezquita-Catedral – lo cual es falso -, usando para ello «estructuras metálicas que rodean y ponen en peligro nuestro más preciado monumento» – que también es falso -.

En rueda de prensa junto a dichos palcos montados en la carrera oficial de Semana Santa, entre la Mezquita-Catedral y la Puerta del Puente, el portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, ha señalado que los palcos instalados en dicha zona serían aceptables si hubiera un «mínimo consenso y se cumpliera con rigor la Ley de Protección Monumental», pero «ni hay consenso, ni garantías de que se esté cumpliendo la Ley». Es decir si su partido – o lo que sea -, da su visto bueno, ni privatizan la Semana Santa ni son un riesgo para el patrimonio; de chiste.

Además, Blázquez ha puesto de relieve que la Comisión de Usos del Casco Histórico, «creada en el Ayuntamiento como contrapartida al apoyo de Ganemos a los presupuestos municipales de 2017, rechazó los palcos porque no son para uso general de la ciudadanía, sino para quienes pueden pagarlos», Una afirmación demagógica que jamás se aplica a un espectáculo deportivo o de cualquier otra índole aunque se celebre en recintos de titularidad municipal, como el Gran Teatro o el Campo de Fútbol, lo que evidencia que la crítica sólo tiene un motivo: las cofradías y los cofrades a los sistemáticamente atacan con sus hechos y manipulaciones.

Lo que trasciende, es dar a entender que los palcos sólo pueden pagarlos aquellos que disponen de una cuenta corriente millonaria. Por ejemplificar: un palco junto a la Puerta del Puente, exactamente en el lugar en el que los podemitas de Ganemos han ofrecido la rueda de prensa, dispone de seis plazas con un coste de 50 euros por persona al año, es decir: 14 céntimos al día. Afirmar que 14 céntimos al día, cuando un café vale en torno a 1,20 en cualquier establecimiento normal de la ciudad, es «de ricos», es sencillamente ridículo. Una miserable mentira.

Adicionalmente, el portavoz municipal de Ganemos Córdoba ha considerado que «los palcos no son la esencia de la Semana Santa, no al menos de una de todos y todas, que es la que demanda la ciudadanía». Cualquiera diría que estas declaraciones las hace un amante de la Semana Santa que sabe lo que quiere la ciudadanía que ama a la Semana Santa. En este sentido, ha recordado que «los primeros 20 años de democracia no hubo palcos y no pasó nada, y también se podrían instalar en otro lugar de la ciudad donde no peligre el patrimonio más importante que tenemos en Córdoba» – una nueva mentira, ya que todos los informes técnicos han demostrado que no se daña absolutamente nada -.

Rafael Blázquez ha anunciado que su formación hará «todo lo posible» para «reestablecer la participación y el diálogo» sobre este asunto, y que «todos nos podamos sentir felices de una Semana Santa que no excluya a nadie, ni privatice el espacio público, y en la que se defienda el patrimonio cultural y también el patrimonial». Algo que quedará en saco roto en la medida en que su formación ocupará tras las próximas elecciones el lugar que le corresponde y merece: la insignificancia más absoluta.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies