Sevilla

Los secretos del grandioso belén de la Iglesia de Santa Catalina

El céntrico templo asombra un año más por la amplia longitud y las curiosidades de su nacimiento

Sevilla vive la Navidad intensamente y apura cada instante de este tiempo ante la llegada de los Reyes Magos de Oriente, engalando sus calles con luces y adornos que recuerdan la ilusión de este tiempo Pascual.

Las iglesias también conmemoran también la llegada del Niño Dios con belenes maravillosos, como el que ha instalado un año más la Iglesia de Santa Catalina, que destaca no sólo por sus dimensiones (ocupa desde la puerta hasta la mitad del templo); como por los detalles que se pueden descubrir en él.

Así, niños y mayores disfrutan viendo la belleza del Nacimiento, buscando a los Reyes Magos que, montados sobre sus camellos y acompañados por su deSéquito Real, se acercan poco a poco al portal recorriendo los parajes de Belén.

Otra de las sorpresas que guarda este nacimiento es una reproducción de la propia Iglesia de Santa Catalina, realizada con todo lujo de detalles desde la techumbre hasta las vidrieras.

Y, como no podía ser de otra manera, el belén también acoje los característicos rebaños de ovejas, el río y hasta diversas escenas bíblicas como la búsqueda de posada de San José y María o la Adoración de los Pastores.

Un completo nacimiento que pueden seguir disfrutando en estos últimos días de la Navidad.

Belén de la Iglesia de Santa Catalina. Fotos: Alejandro Sigüenza.