Advertisements
Andalucía, España, ⭐ Portada

Los templos se preparan para reabrir al culto

Como ya informamos aquí, la Conferencia Episcopal dio a conocer cuáles serán las indicaciones una vez que los templos vuelvan a abrir sus puertas. La primera de las fases, que terminará el 10 de mayo, contempla los cultos sin la asistencia de público por lo que habrá que esperar hasta la siguiente fase, que arrancará el día 11 y se prolongará hasta el 25 de este mes.

La asistencia no podrá ser superior al tercio del aforo, pudiéndose celebrar misas diarias. Aunque los templos han permanecido cerrados, estos no han dejado de estar atendidos. La celebración de misas en algunas parroquias o las labores de limpieza han seguido llevándose a cabo. Ahora, en fase 0, estos espacios se preparan para que todo esté a punto.

En esta ocasión, los empleados y personal de limpieza cuentan con las indicaciones que ha emitido el Instituto del Patrimonio Cultural de España, a fin de que se conozca cómo proceder a la hora de ejecutar las labores en zonas que cuentan con un importante patrimonio. Especialmente se hace hincapié en la desinfección de suelos, mostradores y pomos, así como de vitrinas, recomendando la limpieza con etanol disuelto al 70%. Por su parte, se prohíben las pulverizaciones sobre bienes muebles, esculturas, orfebrería y marcos.

Aunque la lejía es la mejor aliada en los hogares su uso para sobre bienes culturales es uno de los peores enemigos. Así se recoge en las recomendaciones del IPCE, aludiendo también a que el uso del amoniaco y detergentes no han de utilizarse en conjuntos monumentales, edificios históricos, yacimientos arqueológicos y objetos. El informe destaca, además: “Los tratamientos desinfectantes también deben evitarse en las proximidades de los bienes culturales policromados (portadas de iglesias o retablos) y se propone como alternativa el vallado perimetral para evitar la aproximación y el contacto directo de las personas”.

Esta recomendación no ha pasado desapercibida, por lo que será habitual encontrarnos con vitrinas que impiden la proximidad a aquellos retablos que puedan ser tocados por el público. La instalación de cordones, así como la colocación de carteles avisando de las nuevas instrucciones anunciarán al visitante las condiciones que han de cumplirse para evitar la propagación del virus.

En aquellos espacios que han permanecido cerrados más de un mes no serán necesarias las tareas de desinfección al no existir posibilidad de que permanezca contaminación vírica en el interior de los mismos. Si en marzo la UME actuó en zonas próximas a templos, como el caso de la Mezquita-Catedral de Córdoba, ahora llega el turno de preparar el interior de los mismos para ir recuperando poco a poco la normalidad.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup