Córdoba

María Auxiliadora, diez años coronada

Featured Video Play Icon

El 10 de mayo de 2009 la familia salesiana materializó el sueño de ver coronada a María Auxiliadora, en un acontecimiento, que tuvo lugar en el bulevar del Gran Capitán, en presencia de 9.000 devotos que quisieron ser testigos de una parte de la historia de la religiosidad popular de Córdoba, Juan José Asenjo ciñó, las coronas, cinceladas por el orfebre cordobés Emilio León, a la Virgen y a su Niño. Un instante que tuvo lugar a mediodía y que precedió a una suelta de globos con los colores azul celeste y rosa, propios de esta advocación, y el repicar de las campanas de la parroquia de San Nicolás y una sonora ovación. Asenjo, por aquél entonces administrador apostólico de la diócesis, estuvo acompañado del rector mayor de esta congregación religiosa, Pascual Chávez.

La mañana se inició con el Rosario de la Aurora que dio comienzo a las 8:30 de la mañana que sirvió para llevar a la Virgen desde la Catedral al Bulevar, lugar escogido para la coronación. Un cortejo conformado por desde la comunidad educativa -tanto profesores como alumnos- como fieles procedentes tanto de la capital como de otros puntos de Andalucía. Un acontecimiento masivo al que no acudió, pese a haber anunciado su presencia, el alcalde comunista, Andrés Ocaña. De este modo,, María Auxiliadora se convertía en la sexta imagen mariana en recibir esta distinción en Córdoba tras la Virgen de los Dolores en 1965, las Angustias, en 1987, la Virgen del Rosario, en 1993, la Fuensanta, en 1994 y la Virgen del Socorro, coronada en 2003. Una coronación que estuvo de cargada de un elevado componente devocional y emocional y, esencialmente, del sabor inequívoco que siempre emana de los eventos desarrollados en el seno de la familia salesiana. Tras la coronación, la Virgen regresó triunfante a San Lorenzo, al compás de las marchas de la Banda de Música de María Santísima de la Esperanza.

Cabe recordar que la imagen de María Auxiliadora fue bendecida el 25 de marzo de 1908, por el entonces obispo de Córdoba, el Excmo. Sr. D. José Pozuelo Herrero en presencia de las autoridades de la ciudad. Las crónicas coinciden en afirmar que ese día marca un hito para la Obra Salesiana y para Córdoba. La imagen es una escultura bellísima, tallada en madera, obra de los Talleres Salesianos de Barcelona-Sarriá. Posteriormente fue decorada y restaurada por el famoso escultor y pintor Juan Martínez Cerrillo en los años sesenta y restaurada en 2005 en los talleres de Nuestra Señora de la Almudena, de Madrid.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup