Cádiz

Noche extraordinaria en extramuros

Jesús bendijo a su paso las calles de San José, la paz nos llenó de luz en un día de aniversario. Todos alzamos la mirada al cielo por las nubes que encapotaban el cielo de Cádiz a lo largo de la mañana y tarde con riesgo de lluvia (puntería en pleno julio)

Replicaron las campanas y se hizo la magia de todos los domingos de ramos. Nuestro Padre Jesús de la Paz asomaba al dintel de San José para regalarnos una jornada inolvidable que quedará grabada en la historia de nuestra Semana Santa. De no ser por los altos y modernos edificios que guardaban del viento al Señor, podría tratarse de la misma Borriquita allá por 1944, hace 75 años.

El Barrio se volcó con su Cristo en esta fecha tan especial, con un itinerario muy singular, puesto que vimos calles nunca planteadas en el itinerario de un cofrade. Cumpliendo horarios, a las 21:30 comenzó a salir el cortejo para oír a Polillas tocar una marcha dedicada al Señor, que pocos metros después sería seguida de una nueva composición titulada A ti, Rey de Jerusalén, de Carlos Puelles.

Hubo un momento muy bonito, solo a la vista de los más observadores, en el que pudimos ver al compositor de dicha marcha detrás del paso junto a la banda. Fueron instantes de felicitación y cariño, al sonar la nueva marcha se hizo un silencio sepulcral que rompería en aplausos. Una gran novedad del día fue la cuadrilla que portó al Señor, Hermanos Cirineos, que nos dejó entrañables momentos al más puro estilo gaditano, con la propia alegría y regocijo que transmite este misterio.

Pese a algunas mejoras a la hora de cargar el paso, que se nota que no es precisamente ligerito, demostró esta cuadrilla que las cosas se pueden hacer bien, sin nuevos inventos y llevar dignamente al Señor. Algunos se jalaban de los pelos con tanto escuchar las horquillas… Veremos en Semana Santa…

Recogimiento, barrio, hermandad, juventud y también veteranía, todos los factores para hacer de este domingo de ramos veraniego una jornada inolvidable. Una banda que supo a gloria, una cuadrilla que respiraba a Cádiz y un barrio de San José que no pasó por alto esta fecha tan señalada. San José es la casa del Señor, que llegó de madrugada para descansar al lado de su madre, Amparo.

Felicidades por el aniversario y por el buen hacer de esta hermandad.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup