Portada, Sevilla

Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento presidirá el Vía Crucis del Consejo de Sevilla

El Consejo de Hermandades de Sevilla ha elegido a Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento de la Hermandad de los Panaderos para que presida el acto de culto más importante de cuantos organiza a lo largo del año, el Vía Crucis de las Hermandades de Sevilla que se celebra tradicionalmente el primer lunes de Cuaresma. Respecto a los detalles del acontecimiento, de momento solamente ha trascendido que la imagen saldrá desde la iglesia de la Misericordia en dirección a la Santa Iglesia Catedral ya que la hermandad celebra en este enclave, por las dimensiones del templo, el tradicional quinario en honor de sus titulares la primera semana de Cuaresma. Como es habitual las imágenes serán trasladas el Miércoles de Ceniza y retornarán a la conclusión del ciclo. Salvo el Señor que regresará directamente de la Santa Iglesia Catedral al término del Vía Crucis.

La imagen de Ntro. Padre Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento es obra cumbre en la producción cristífera del afamado escultor Antonio Castillo Lastrucci, quien llevó a cabo su talla en 1945. Realizada en pino de Flandes, se trata de una imagen de candelero para vestir que mide 1,74 m. de altura y representa el momento en el que Jesús, habiendo recibido el beso traidor de Judas, extiende sus brazos y se muestra dispuesto a ser prendido revestido de Su majestad. De sus labios bien pudieran desprenderse las palabras “Yo soy Aquel a quien habéis venido a prender”. Sus ojos miran al infinito, y el ceño fruncido contribuye a destacar la entrega del momento en que realmente comienza la Pasión, el sufrimiento.

La portentosa talla del Señor vino a sustituir a otra de gran valor artístico, titular de la hermandad durante siglos, atribuida al círculo de Pedro Roldán, imagen hoy venerada en la parroquia de la Juncal bajo la advocación de Cautivo en su soledad. El propio Antonio Castillo Lastrucci fue el encargado de restaurar la imagen en 1965, siendo de nuevo esta intervenida en 1973 y 1994 por sus discípulos Adolfo Castillo y José Pérez Delgado. En 2014 tuvo lugar la última intervención / restauración, esta vez a cargo de Enrique Gutiérrez Carrasquilla sobre el conocido como “Moreno de la calle Orfila”.


Fuente documental | Hermandad