España

Profanan la iglesia de La Felguera (Asturias) e incendian su altar

El pasado jueves y a plena luz del día, cuatro mujeres jóvenes entraron en la Parroquia de San Pedro de la localidad asturiana de La Felguera con la supuesta intención de visitar el templo según le dijeron al administrativo, tras este encuentro abandonaron la iglesia. Esas mismas miserables volvieron para dedicarse, durante al menos veinte minutos, a destrozar todo lo que encontraron a su paso, tal y como demuestran las cámaras de seguridad.

Tal y como indica el diario asturiano La Nueva España, los desperfectos de este atentado lo componen dos micrófonos que sustrajeron así como otro arrancado, velas encendidas esparcidas por el suelo del templo, daños en la pared, plantas y libros litúrgicos y mantel del altar calcinados.

Los desperfectos causados, según las primeras estimaciones, superan los 600€ en daños, si bien, de los desperfectos causados el de mayor valor sentimental era el mantel del altar, realizado por una feligresa. Según el párroco de La Felguera, José Antonio Couso, tenía un valor incalculable por el valor sentimental así como por ser una obra de arte, realizado con puntilla y en la que la autora había pasado trabajando más de medio año.

Ángeles Mortera, administrativa de la parroquia, en declaraciones al medio asturiano y tras visualizar las grabaciones, «no había un ánimo de robar. Una de las chicas estaba hablando por el micrófono, se sentaban encima del altar y en un momento de la grabación también se les ve bailando, como burlándose. Es una profanación, de venir a hacer daño y a ofender a los cristianos. Aquí han entrado otras veces, como pasa en otras iglesias, pero vienen a robar», a lo que añade que: «Esto ha sido distinto. Otras veces el daño es económico; esto es una burla a la religión y a los cristianos».

También en Asturias, en la ciudad de Avilés, se ha producido otro atentado contra el patrimonio, siendo el objeto del odio irracional un crucero de piedra de la Iglesia de San Nicolás.

Según los testigos, el acto vandálico tuvo lugar sobre las 1.30h, cuando los jóvenes vertieron sobre el crucero líquido inflamable, del siglo XVII, prendiéndole fuego a continuación con unas antorchas que utilizaban en su disfraz de carnaval, quedándose ante las llamas a contemplar tan miserable acto. La intervención de unos vecinos, que casualmente eran cofrades de de San Juan Evangelista, y de la Policía evitaron que el susto pudiera convertirse en una tragedia, al no llegar a alcanzar las llamas el tendido eléctrico.

Ambos miserables actos ya han sido en la Policía, que se encuentra investigando los hechos.

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup