Sevilla

Progresa la restauración integral del retablo de la Caridad del Baratillo

Avanzan los trabajos en el Baratillo sobre el retablo de Ntra. Sra. de la Caridad que está acometiendo Gestionarte en base al proyecto de restauración integral de los retablos de la Capilla de la Piedad, en Sevilla, sede de la Hermandad del Baratillo. Dicho proyecto se viene acometiendo desde el año 2018 y ya cuenta con las intervenciones culminadas del retablo mayor y los retablos-hornacinas de San José y San Antonio. Finalmente, será el próximo verano cuando se ejecuten los trabajos sobre el quinto y último retablo de los que conforman el conjunto baratillero, el del Stmo. Cristo de la Sangre, finalizando así este ambicioso proyecto. Desde el pasado mes de octubre, y hasta finales de enero de 2020 el equipo de gestionarte, que dirige el conservador-restaurador de bienes culturales Benjamín Domínguez, está inmerso en los trabajos de conservación-restauración del retablo que hoy preside Ntra. Sra. de la Caridad en su Soledad.

Apenas tenemos datos sobre esta obra, fechable en la segunda mitad del s.XVIII, y que originalmente estaba presidido por el lienzo de la “Virgen del Carmen” que actualmente se conserva en el testero derecho de la nave del templo. Una antigua fotografía conservada en la sacristía del templo así lo atestigua. Será con la incorporación de la segunda titular mariana de la cofradía cuando ésta pase a presidir el citado retablo que, en ocasiones, también es ocupado por el conjunto escultórico del Stmo. Cristo de la Misericordia y Ntra. Sra. de la Piedad.

El retablo es una pieza realizada en madera policromada, de planta rectilínea y adosada al muro. Consta de mesa de altar, banco y un único cuerpo articulado en base a una hornacina central abocinada, rematada semicircularmente en la parte superior y a la que le falta el remate original, hoy perdido. La talla, que combina la hoja cartilaginosa con otras piezas donde el acanto ha sido trabajado de forma más menuda, armoniza con la decoración polícroma satisfecha sobre fondo verde y donde se alterna el pan de oro, la plata y la técnica de “corladuras”. Incluso incorpora algunos detalles realizados a pincel en la zona superior del arco, muy propios de la decoración dieciochesca y que, afortunadamente, han llegado hasta nosotros, a pesar de su deterioro.

En la segunda mitad del s.XX, el retablo fue remodelado para aumentar la profundidad del camarín de la imagen, incorporándosele piezas de nueva factura en los laterales. También en el banco se dispuso una nueva pieza a modo de “sotobanco” desde la que arranca el resto del conjunto y se “restauró” todo el conjunto, dando como resultado en la actualidad a numerosos repintes que han tenido que ser retirados por el equipo de restauración, no sin dificultad, lo que ha puesto en evidencia el deterioro sufrido por el retablo.

Con independencia de las alteraciones más frecuentes en este tipo de obras como son la acumulación de polvo, cera y otros depósitos, el oscurecimiento de la superficie o las pérdidas fruto de accidentes o golpes fortuitos, los daños más importantes que presentaba la obra tienen su origen, precisamente, en estos trabajos de remodelación, tanto a nivel de soporte como de dorados y policromías que, aun perviviendo los originales, se conservan muy alterados.

Por otro lado, el estado del apoyo de fábrica sobre el que se sustenta el retablo, así como el de los diferentes anclajes que lo sujetan al muro aconsejaban acometer una actuación integral sobre el conjunto, que dotase a la obra de un estado de conservación adecuado a sus necesidades y al espacio que ocupa. En consecuencia, a tenor de las exigencias técnicas que conllevaba la intervención y la necesidad de compatibilizar el uso del templo con los trabajos a acometer, en su momento se optó por el desmontaje y traslado de la obra al estudio de conservación-restauración, donde se están llevando a cabo paralelamente los trabajos de consolidación estructural del soporte de madera, limpieza y la reintegración volumétrica y cromática de todo el conjunto, que será de nuevo asentado en su lugar a lo largo del próximo mes de enero.

También, y al igual que con el resto de retablos restaurados, se está actualizando la iluminación artística correspondiente, sustituyendo las actuales luminarias por otras del sistema LEDS.

Fotos | Emilio Simón

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup