Advertisements
De Cerca, Sevilla

Rafael Laureano: “Innovar en este campo necesita de valentía”

"Cuando se tiene poca cultura, se teme lo que no se conoce"

"En estos tiempos está de moda ser pseudoartistas, pseudoperiodistas, pseudocríticos, etc. Escribir, hacer, opinar… y todo sin los conocimientos para ello"

Nacido en Sevilla en 1989, a sus 19 años recibe el premio Joven del Año en el campo de la cultura que concede Benacazón. Desde entonces su carrera ha ido asombrando a propios y extraños, dada no solo la rapidez de su crecimiento sino la conformación de un estilo propio a pesar de su juventud.

“La experiencia dentro de la fundación Antonio Gala fue muy enriquecedora”

– Becado por la fundación Antonio Gala, ¿en qué se diferencia el Rafael Laureano que salió de allí del que era antes de formar parte de la fundación?

En todo. Mandé mi proyecto mientras cursaba quinto de licenciatura en la facultad de BBAA de Sevilla. Sólo lo mandé una vez, y me cogieron. De las más de mil ochocientas solicitudes que entregaron ese año de muchos países (es internacional), escogieron a cuatro artistas plásticos y yo era uno de ellos. La verdad es que al principio no me lo creía. Después, la experiencia dentro de la fundación fue muy enriquecedora. La persona que guiaba nuestro trabajo (el de los artistas plásticos becados) y estaba más pendiente de nuestro proyecto era D. José Guirao, el actual Ministro de Cultura. Con el que mantuvimos muchas conversaciones muy interesantes. Pepe Guirao, como lo conocemos, fue director del Museo Reina Sofía, de La Casa Encendida o de la Fundación Montemadrid entre otras muchas cosas y sin entrar en el ámbito político, del que no entiendo, es una persona muy culta y sabe mucho del arte contemporáneo en diferentes facetas. Me aportó una visión diferente, hablamos mucho de la composición y la importancia que adquiere el artista que sabe entender su entorno y plasmarlo.

Durante mi estancia en la Fundación pude dedicarme a mi obra. Anteriormente había hecho cosas propias, pero sobre todo me debía a los trabajos de la facultad de Bellas Artes. Allí mi única preocupación era mi obra y mi proyecto, lo que hizo desarrollarme más rápidamente. Hace poco he vuelto a ir a la Fundación, debido a que el patronato me ha encargado el cartel de la primera “Semana de Gala”. Con la cantidad de artistas que han pasado por allí, es un honor que hayan pensado en mí para el mismo. La obra ha funcionado muy bien y ha tenido una enorme difusión.

Además la experiencia de conocer a Antonio Gala, comer con él, conversar, ir a lugares en Córdoba y todo lo que hacía/hace con y por nosotros… eso nunca lo olvidaré.

“Cuando las “inspiraciones” las hacen y luego dicen que no se han basado en mis obras, me gusta menos”

– ¿Qué siente al ser uno de los artistas más imitados? Proliferan las obras que están inspiradas en carteles suyos…

Me siento muy halagado, la verdad. Sobre todo cuando me mencionan. Cuando las “inspiraciones” las hacen y luego dicen que no se han basado en mis obras, me gusta menos (risas). Quizás las obras que han tenido más éxito han sido: el cartel de las Glorias de Sevilla, hemos visto carteles divididos en franjas en muchos sitios. Los que llevan incorporado marcos, todas las semanas sale uno. O el de la Esperanza de Triana con flores, eso ha sido brutal, la repercusión que ha tenido en otros carteles, pinturas y montajes, no me lo esperaba.

“Antes hablaban y tenían voz pública las personas que por algún motivo se habían hecho especialistas en arte, ya sea por su bagaje, estudios o integración en el mismo. Ahora con las redes sociales “todo vale” y hacer alarde de la ignorancia está de moda”

Hay que tener en cuenta la sociedad en la que vivimos. En el mundo de la era digital, en la que existe “San Google”, en ocasiones hay más intolerancia y desinformación voluntaria que nunca. Antes hablaban y tenían voz pública las personas que por algún motivo se habían hecho especialistas en arte, ya sea por su bagaje, estudios o integración en el mismo. Ahora con las redes sociales “todo vale” y hacer alarde de la ignorancia está de moda. Innovar en este campo necesita de valentía. A mí me han vetado, criticado, vejado, agredido verbalmente, puesto verde… etc. Yo siempre mantengo silencio, habla mi pintura y el tiempo, como dice Gala “afortunadamente la cultura se mide en siglos”. Es verdad que se me alaba y reconoce en muchas ocasiones, pero para llegar hasta aquí he tenido que enfrentarme a muchas cosas.

Cuando dan con una persona como yo, que está segura de sí misma, con muchas horas de estudio e investigación, aguanto y resisto lo que venga. El problema es cuando ves que lo hacen con pintores que están comenzando su bagaje ahora, comenzando a hacer cosas nuevas y diferentes, en la medida de lo posible los intento apoyar de diferentes maneras. Somos personas contemporáneas que tenemos que hacer obras de nuestro tiempo, para nuestro tiempo.

“A mí me han vetado, criticado, vejado, agredido verbalmente, puesto verde… etc. Yo siempre mantengo silencio, habla mi pintura y el tiempo, como dice Gala “afortunadamente la cultura se mide en siglos”

Un cura al que conocí, dice que no hay nada más ridículo que una persona con treinta años vestida de comunión. Y es verdad, muchos hablan de arte cuando no han vuelto a abrir un libro, no han ido a una exposición o a ver lo que se está haciendo en el arte desde el colegio, pero sin embargo, brindan abiertamente sus comentarios en RRSS, con ciertas barbaridades sin argumentos, que al menos sirven para sacarte una sonrisa (risas).

Obviamente, esto no lo digo por las personas que no les gusta mi trabajo y abiertamente lo dicen, faltaría más, estamos en una sociedad libre para pensar y decir lo que queramos. Existen muchos pintores para que cada uno pueda elegir, cual o cuales se acercan más a sus gustos. A quienes si me refiero, son a las personas que insultan y faltan el respeto por internet, generando un miedo en otros artistas, que pueden ver coartada su libertad, temerosos de ser señalados por esta nueva “inquisición creativa”. Cuando se tiene poca cultura, se teme lo que no se conoce.

“Muchos hablan de arte cuando no han vuelto a abrir un libro, no han ido a una exposición o a ver lo que se está haciendo en el arte desde el colegio”

– Algunos tan imitados que son prácticamente copias. ¿Ha tenido que tomar medidas?

Bueno, yo no vivo pegado a las RRSS, la mayoría de estas “copias” a las que os referís me llegan a través de amigos, compañeros o seguidores. Estos encuentran similitudes con mi trabajo y me lo hacen saber. Cuando me paro a tomar un café o algún breve descanso, me dedico unos minutos a observar la obra u obras en cuestión y si los comentarios me parecen ciertos o no. Tampoco soy un juez y como he comentado antes, me siento halagado cuando mi trabajo sirve de referente.

Lo que he tenido que denunciar alguna vez es cuando cogen una obra mía y la alteran de cualquier forma, la mayoría de las ocasiones de manera digital.

“Me refiero, a las personas que insultan y faltan el respeto por internet, generando un miedo en otros artistas, que pueden ver coartada su libertad, temerosos de ser señalados por esta nueva “inquisición creativa”

En estos tiempos está de moda ser pseudoartistas, pseudoperiodistas, pseudocríticos, etc. Escribir, hacer, opinar… y todo sin los conocimientos para ello. En medicina u otros campos eso no pasa con tanta regularidad, se le tiene más respeto a la profesión. A mí me opera un médico, a poder ser el o la mejor. No voy a un curandero. Actualmente vemos en masa a personas que han realizado una formación en otro campo y al final pintan, porque se les da bien. A mí se me puede dar bien el punto de cruz… o la guitarra, pero no me van a llamar para la Bienal de Flamenco afortunadamente. Y ¡ojo!, no estoy menospreciando a personas que por su talento innato desarrollado a través de su concienzudo trabajo artístico y bagaje, realicen una carrera artística exitosa. Sino a personas que hacen tres o cuatro carteles del mismo ámbito endogámico y creen tocar el cielo con las manos. El ARTE es otra cosa. Es hablar de nuestra sociedad, aportar algo diferente a las generaciones anteriores, que a su vez será cambiado o superado por las venideras. Solo así se evoluciona, si no repetiremos una y vez otra lo mismo. Hay individuos/as a las que les gustaría haber nacido en el siglo XIX, lo sé, pero de eso no tenemos culpa los que somos del XXI.

Vasili Kandinsky escribió: “A cambio de su habilidad, fuerza inventiva y emotiva, el artista busca la recompensa material. La satisfacción de su ambición y codicia de convierte en su meta. En lugar de un trabajo profundo y solitario de los artistas, surge la lucha por estos bienes. Todos se quejan de la excesiva competencia y la excesiva producción. Odio, partidismo, camarillas, celos, intrigas, son la consecuencia del arte materialista despojado de sentido”.

No hay nada más triste que pasar por esta vida y no haberle aportado nada, al menos intentado. Si es así e inspirarse en mi trabajo está sirviendo para hacer algo nuevo y cambiar un poco algunas cosas, me parece genial.

“No estoy menospreciando a personas que por su talento innato desarrollado a través de su concienzudo trabajo artístico y bagaje, realicen una carrera artística exitosa. Sino a personas que hacen tres o cuatro carteles del mismo ámbito endogámico y creen tocar el cielo con las manos. El ARTE es otra cosa”

– ¿Cómo está siendo artísticamente este año para Rafael Laureano?

Un año cargado de trabajo, proyectos y cosas muy bonitas que me están pasando.

El año comenzó con la clausura de mi exposición “Puentes”, que era el resultado de la beca Proyectarte concedida por la Fundación Fernando Villalón, la cual obtuvo maravillosas críticas de las que podemos destacar la del crítico de arte D. Bernardo Palomo.

Varios estudiantes de diferentes universidades como: Salamanca, Canarias, Madrid o CEADE en Sevilla, me solicitaron hacer un trabajo sobre mi obra, en CEADE también di una charla con los alumnos de diseño en la que hablamos del actual panorama artístico y de los cuadernos de campo.

He realizado varios Workshops sobre el cartel en Sevilla y su provincia. Enseñando como realizo los carteles y todo su proceso creativo. La mentira del término “cartel clásico”, que no va más allá de un estilo que se pone de moda en los noventa, etc.

La obra que realicé sobre el aniversario de Murillo se ha expuesto en Sevilla, Toledo y la Fundación Valentín de Madariaga que ha estado hasta el pasado septiembre junto a la obra de otros compañeros que trabajan el arte contemporáneo. Además, he dado conferencias en el alcázar de Jerez y la Universidad de Sevilla.

He realizado varias obras cofrades como: el cartel de Semana Santa de San Roque (Cádiz), portada para el boletín de la Hermandad de San Esteban (Sevilla), cartel de la Semana Santa de Castilblanco (Sevilla), diseño del faldón y pintura del mismo para el paso de palio de la Virgen de la Esperanza de Constantina (Sevilla), cartel para la bendición de la nueva Virgen del Rocío para Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), el cartel de las Fiestas Grandes de Aznalcóllar (Sevilla), para Paquili he realizado este año el diseño de la saya de la Virgen del Robledo de Constantina (Sevilla) y la ilustración para una pared móvil de su taller en la calle San Isidoro de Sevilla. Las obras de ámbito cofrade las suelo dosificar, me gustan hacer unos tres o cuatro carteles al año máximo, tengo mucha demanda pero aunque estemos en la cultura china del mucho, iguales, malos y baratos, yo prefiero hacer pocos, diferentes, de mucha calidad y en su precio.

“Me faltan horas en el día. Pero contentísimo con todo lo bueno que me está pasando.”

Mi obra ha estado presente en la serie “Allí abajo” de Antena 3. Ayudando a ambientar las escenas de Sevilla. También he realizado muchos encargos para particulares. He comenzado nuevas series como “Yo quería ser…” o “Santos, custodios y demás supersticiones”. Por otra parte, Acaba de terminar la “Semana de Gala” para la cual me encargaron el cartel y me han seleccionado para ARTSevilla (Encuentro Internacional de Arte Contemporáneo de Sevilla), en cuya exposición ha estado  una de mis nuevas obras hasta el pasado veintiocho de noviembre en el Espacio Laraña de la capital Hispalense.

Estoy realizando diseños de telas para SIMOF 2019, que se están confeccionando en una empresa de Barcelona, y un cartel para una de las colecciones del mismo evento. Mientras tanto, me encuentro ante mí con una obra para Alamaba, en Estados Unidos, que entregaré a final de año. Y terminando una pieza para Venecia, donde he expuesto en diversas ocasiones. Además, dos nuevas obras verán la luz en una galería de Jerez de la Frontera en la exposición colectiva que estará abierta durante todas las navidades.

A primeros de 2019 se presentará mi portada para el anuario Cruz y Rosario del Viso del Alcor (Sevilla). En primavera habrá una exposición individual mía en Alicante. Para finales de 2019 estoy preparando algo que tenía mucha ilusión de hacer… En fin, me faltan horas en el día. Pero contentísimo con todo lo bueno que me está pasando.

“Cada época tiene sus luces y sus sombras, su propio estado sociocultural y sociopolítico.”

– ¿Cuál es la obra a la que le guarda más cariño? ¿Por qué?

No sabría decir, todas se llevan un trozo de mí.

– ¿Qué aporta su obra al mundo del arte?

Yo intento que sea mía, fundamentalmente. Hacer algo con un estilo propio, que aporte mi visión personal y el entorno en el que nos ha tocado vivir. Cada época tiene sus luces y sus sombras, su propio estado sociocultural y sociopolítico.

En mi discurso, propongo mirar a nuestro pasado, sumergirnos en él y tomar las herramientas que este nos da para aplicarlo a nuestra obra. También mirar al mundo, lo que se está haciendo en él, así seremos auténticos, fieles a nosotros mismos, internacionales y contemporáneos.

– ¿A qué artistas contemporáneos tiene como referentes?

A muchos: Michaël Borremans, Alex Kanevsky, Jenny Saville, Justin Mortimer, Jeef Koons… Que tengamos más cerca, me gusta mucho la obra de Miguel Coronado, Maria José Gallardo, Cristina Mejías, Ana Barriga, Jose Luis Ceña… Hay mucha gente haciendo cosas muy buenas.

“En mi discurso, propongo mirar a nuestro pasado, sumergirnos en él y tomar las herramientas que este nos da para aplicarlo a nuestra obra”

– ¿La mirada más difícil de plasmar?

A mí lo que más me cuesta pintar es a un familiar o a alguien muy cercano. No sé por qué, debería ser al revés. Soy raro (risas).

– ¿Qué valoración hace sobre la implicación de las administraciones con el Año Murillo?

No estoy muy puesto en el tema. La sensación que tengo es que empezó con mucha fuerza y ha perdido fuelle. Quizás he echado en falta que hubieran estado más estructuradas todas las exposiciones que se han realizado sobre la temática en un calendario general y actividades diferentes.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: