Sevilla

Salud y Esperanza envolvió de Pasión las Avenidas

La asociación estrenó su nuevo palio y las figuras secundarias del misterio por las calles del barrio en una.

La lluvia marcó el discurrir del cortejo en torno a las 9 de la noche, obligándole a regresar a su sede.

La Asociación Salud y Esperanza ha realizado en la tarde-noche de hoy la procesión anual por las Avenidas y parte del distrito Macarena.

Misterio del Cristo de la Piedad por la calle Diamante. Vídeo: Alejandro Sigüenza.

Era una jornada muy especial para los fieles y devotos, pues la corporación tenía importantes estrenos en esta jornada: Desde las figuras secundarias del paso de misterio a las bambalinas, techo de palio y varales del palio.

Petalada a Nuestra Señora de la Salud en la Plaza Turmalina. Vídeo: Alejandro Sigüenza.

Pero quizás el detalle más simbólico era la salida conjunta por vez primera de ambos titulares, ya que hasta este año el Señor de la Esperanza recorría el barrio en Cuaresma; y la Nuestra Señora de la Salud y Esperanza en el mes de octubre.

Salud y Esperanza perfumó Sevilla de incienso y fervor en una procesión memorable hasta el Hospital Virgen Macarena. Fotos: Alejandro Sigüenza.

Ambas imágenes fueron arropadas por un gran número de personas durante todo el recorrido, quienes disfrutaron del medido andar de la espléndida cuadrilla que comanda Juan Carlos Pañero de Luis y sus auxiliares.

Además, es de destacar el magnífico acompañamiento musical de la Banda de Música Santa Cecilia en el Señor; y la Banda Municipal de Coria del Río junto a la Virgen.

Los dos pasos se encuentran en el Hospital Universitario para llevar Salud y Esperanza a todos los enfermos.

El momento más esperado de la jornada se produjo cuando ambos pasos llegaron al Hospital Macarena y llevaron consuelo y amor a los pacientes del centro, que miraban desde sus ventanas los pasos de la asociación.

Posteriormente, la comitiva seguía el camino por la Avenida del Doctor Fedriani, Fray Isidoro de Sevilla y León XIII, hasta ser sorprendida por la lluvia que empezó a caer primero tímidamente y después más fuerte a partir de las nueve de la noche.

Ambos pasos volvieron rápidamente a la carpa desde la que salieron en la Plaza Turmalina, recogiéndose media hora más tarde.

Se ponía así el punto y final adelantado a una procesión llena de instantes para el recuerdo que quedarán grabados en la memoria de la querida asociación.