Recuerdos de Pasión, Sevilla, ⭐ Portada, 💚 El Rincón de la Memoria

San Fernando, de Monarca a Santo y Patrón de la Ciudad de Sevilla

Vísperas al día 30 de mayo, fiesta de San Fernando, Sevilla se viste de gala para celebrar el día en honor a su Patrón

Como sabrán, Fernando III, rey de Castilla, es el patrón de Sevilla. Algo sorprendente si tenemos en cuenta que el patrón de nuestra ciudad nació en Peleas de Arriba, provincia de Zamora. El 30 de mayo es su festividad y a él le debemos la popular conocida, Virgen de los Reyes o la Virgen nazarena valedora del agua necesaria para que las tropas sedientas pudieran adentrarse en Sevilla y reconquistarla, pero, ¿sabes cómo se hizo con el patronazgo de la ciudad?

Fernando III era hijo de Berenguela I, Reina de Castilla, y de Alfonso IX, Rey de León. Fue por él, que ambos reinos se unificasen. Sin embargo, el patronazgo de Sevilla se debe a una guerra contra los reinos musulmanes que duró 24 años e hizo que estos retrocedieran, tras su reconquista. Su objetivo era arrebatar la ciudad al emir de Niebla, Amen Amanfon.

Hacerse con Sevilla, no fue tarea fácil, de manera que, para conseguir su objetivo, encargó a Ramón de Bonifaz la construcción de una flota para derrocar al emir. Esta flota, estaba compuesta por 13 barcos traídos de Cantabria y venía acompañada de galeras. Partieron desde Sanlúcar de Barrameda, pero cuando llegaron a Isbiliya (Sevilla), se dieron cuenta de la superioridad de la flota enemiga.

Virgen de los Reyes en el Sagrario de la Catedral. / Foto: Archidiócesis de Sevilla.

Finalmente, Fernando III se hizo con la victoria gracias a los refuerzos terrestres de Ramón de Bonifaz, que impidieron la llegada de barcos del Norte de África, y a su astucia: como los refuerzos de Amen Amanfon llegaban desde San Juan de Aznalfarache, gracias al puente de barcas, Fernando III rompió las cadenas que sujetaban las barcas y de esta manera cortó los refuerzos militares del emir. Unos meses después, el 23 de noviembre de 1248, el emir Axataf entregó las llaves de la ciudad de Sevilla a Fernando III, rindiéndose y así finalizaba la ocupación árabe.

En agradecimiento a Dios, ordenó construir sobre una mezquita el mayor templo católico de la cristiandad. El rey Fernando III murió el 30 de mayo de 1252 y desde entonces su cuerpo embalsamado reposa en la Catedral en una urna labrada por Laureano de Pina, que se descubre el día de su festividad y en las vísperas, para que los sevillanos y los turistas que quieran acercarse a contemplarlo, puedan mostrarle su devoción y agradecimiento por arrebatar la ciudad a los musulmanes, en concreto desde hoy mismo el monarca, puede ser visitado por aquellos que se quieran acercar a contemplarlo .

El escudo de la ciudad de Sevilla representa a Fernando III el Santo, quien reconquistó la ciudad en 1248. El monarca porta una esfera terrestre y una espada y a ambos lados se encuentran los obispos San Isidoro y San Leandro, clérigos católicos vinculados a Sevilla y a la casa real visigoda. A pesar de la existencia de este escudo, el lema y logotipo, NO8DO; un acrónimo con jeroglífico para crear «no me ha dejado», en referencia a la fidelidad de la ciudad al monarca medieval Alfonso X «el Sabio» en la guerra que mantuvo contra su hijo Sancho es mucho más utilizado en la práctica.

En el Tradicional Corpus Christi de Sevilla procesiona la imagen del Rey Santo, talla atribuida a Pedro Roldán, que realizó en 1671 con motivo de las fiestas de Canonización del Rey Fernando III; este va precedido por las comisiones militares (ejércitos de Tierra, Mar y Aire) y por el Pendón de San Fernando que es portado tradicionalmente por el Gobernador Militar; las andas de San Fernando portadas por los costaleros de la Virgen del Rocío de la Redención, son obra sublime del imaginero Pedro Roldán, exornadas por la Hermandad Sevilla del Lunes Santo, La Redención, quien tiene también al Rey Santo como titular. La Banda Sinfónica Municipal de Sevilla le acompaña musicalmente; siguiendo al paso las representaciones de los cuerpos policiales, representaciones de Cámaras y Colegios Oficiales, Jefaturas de las distintas Ramas, Excelentísimo Ateneo de Sevilla, Reales Academias, Universidad, Cuerpo Consular, comisiones de las Audiencias Provincial y Territorial, de varias Órdenes Militares, la Junta Superior del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, de la Delegación Diocesana de Acción Católica y de Cáritas Diocesana. Durante más de 30 años la imagen de San Fernando Rey, procesionaba por las calles sevillanas con motivo de su festividad en la tarde del 30 de mayo.

Fernando III no trajo consigo solamente la devoción a la Virgen de los Reyes, sino que también dejó un gran legado para la villa de Dos Hermanas. Viendo el Santo Rey la dificultad de tomar la capital hispalense y el abatimiento de sus tropas invocó, en el Cerro de Cuarto, a una imagen de la Virgen y su niño que llevaba consigo, durante la reconquista Sevillana: «¡Váleme, Señora, que, si te dignas hacerlo, en este lugar te labraré una capilla, en la que a tus pies depositaré como ofrenda, el pendón que a los enemigos de España y de nuestra Santa Fe conquiste!». La leyenda añade que, entonces, el Rey ordenó al maestre de Santiago, Pelay Pérez Correa, que clavara su espada en el suelo, brotando al momento un manantial de agua, lo que se conoce como «Fuente del Rey», una laguna situada en el término municipal de Dos Hermanas, que sirvió para calmar la sed de los soldados cristianos. Una vez conquistada Sevilla, el monarca cumplió su promesa y construyó una ermita en el lugar mencionado, donde entronizó la imagen a la que había invocado y, a sus pies, el pendón arrebatado a los musulmanes; para que los campesinos y aldeanos próximos a la ermita fueran a implorarle y a pedirle por su valimiento. Esta virgen en el 1800, fue trasladada a la Parroquia de Dos Hermanas, a causa de una epidemia de fiebre amarilla, quedando la virgen en esta parroquia de forma estable y abandonando su ermita, realizando una romería el segundo día de pascua de pentecostés. Finalmente la virgen quedó en la parroquia hasta hoy día, celebrando su centenaria romería el tercer domingo de octubre, esta romería esta considerada la tercera más importante y numerosa en Andalucía junto con la del Rocío y la de la Cabeza.

Romería Virgen de Valme, Dos Hermanas. / Foto: Dos Hermanas Info

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup