Advertisements
España

Sánchez concreta la amenaza afirmando que expropiará a la Iglesia los templos inmatriculados, como la Mezquita Catedral o la Giralda

El presidente de los obispos manifiesta «inquietud» ante un Gobierno PSOE-Podemos aunque el portavoz asegura que «claro» que dormirán tranquilos

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la presidencia, Pedro Sánchez, ha anunciado que realizará las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes que hayan sido inmatriculados indebidamente por la Iglesia.

«En un estado aconfesional no tiene sentido que ninguna confesión se sitúe por encima de la ley ni disfrute de privilegios que hieran el principio de legalidad e igualdad. Por eso, les anuncio, que el Gobierno realizará las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes que hayan sido inmatriculados indebidamente por la Iglesia «, ha dicho durante su intervención en la sesión de investidura del Congreso.

En definitiva, el jefe del Ejecutivo en funciones ha verbal izado ante el hemiciclo uno de los puntos recogidos en el acuerdo de coalición progresista entre el PSOE y Podemos. «Haremos las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia basadas en el privilegio de inscribir en el Registro de la Propiedad bienes a partir de simples declaraciones de sus propios miembros», señala el texto hecho público el pasado 30 de diciembre.

Además, ha recordado que la asignatura de Religión será voluntaria, sin alternativa y no computable a efectos académicos y ha asegurado que en ningún centro sostenido con fondos públicos podrá haber segregación. Otros puntos que también recoge el acuerdo entre socialistas y Unidas-Podemos y que se refiere en este último punto, a todo tipo de segregación, lo que afecta a los centros de educación diferenciada según el sexo.

BLÁZQUEZ PIDE ESTAR ATENTOS

Precisamente, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, manifestó este viernes que siente «inquietud» ante la formación de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, atisbó «un futuro incierto» y pidió estar «muy alerta» para que se mantenga la clase de religión y los conciertos a los colegios.

«Ciertamente, por la situación actual, a mí me produce mucha perplejidad y un horizonte muy incierto. Yo pido al Señor que acierte en la formación del Gobierno y después en la gobernación diaria del Gobierno ya constituido pero tengo inquietud», ha afirmado en una entrevista publicada este viernes por la Archidiócesis de Valladolid y recogida por Europa Press. Blázquez concluirá el próximo mes de marzo su mandato como presidente de la CEE.

Por su parte, el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, ha asegurado recientemente que los obispos «claro» que dormirán tranquilos si se forma un gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

«Claro, porque los obispos, si son buenos creyentes, duermen tranquilos porque ponen su confianza en el señor del Universo. Por eso, quien no te puede dar la confianza definitiva, tampoco te la quita, quien te da la confianza es quien te la puede dar», afirmó Luis Argüello, en una entrevista concedida a Europa Press, al ser preguntado por si los prelados españoles dormirán tranquilos con un posible gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

DESEO DE «COLABORACIÓN CRÍTICA»

La Iglesia, según precisó, acogerá a «cualquier» gobierno «que se constituya legalmente». Además, aseguró el compromiso de los obispos de «orar por los gobernantes», así como «su deseo de colaboración crítica», diciendo «con lealtad» su opinión respecto de las iniciativas que se propongan o que se lleven a cabo.

«En principio, la acogida de un gobierno que se constituye legalmente, siguiendo los resultados de las elecciones, la Iglesia acoge ese gobierno, cualquiera que sea», ha precisado Argüello, al tiempo que ha puntualizado que desean «que las propuestas que el gobierno realice sean para el bien común de todos».

A su juicio, el Estado del Bienestar se encuentra «en un momento en que necesita que todos arrimen el hombro», también la Iglesia. «No nos parecería una buena noticia que por parte del gobierno hubiese decisiones de exclusión a la hora de participar en la educación, en la sanidad, en los servicios sociales, en la acogida de migrantes o en el cuidado de tantas personas que viven solas y mueren solas en España», enfatizó.

En este sentido, los obispos esperan que el nuevo gobierno establezca los «cauces, los que ya existen e incluso otros nuevos» para que las organizaciones eclesiales puedan seguir presentes en estos ámbitos del Estado del Bienestar.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup